4 CONSEJOS PARA PROTEGER TU SISTEMA DE VIDEOVIGILANCIA DE UN ATAQUE CIBERNÉTICO

Por Francisco Ramírez, Country Manager de Axis Communications

 Axis-Communiacation
Actualmente, las redes cibernéticas se encuentran constantemente bajo el ataque de nuevas y sofisticadas amenazas. La realidad es que el porcentaje de éxito de éstas es reducido. La mayoría de los ataques cibernéticos son aleatorios, no van dirigidos a una víctima específica, sino que se focalizan en la búsqueda de redes o puertos vulnerables; registrando contraseñas fáciles de adivinar; identificando servicios desactualizados o enviando correos electrónicos maliciosos. Sin embargo, tanto las empresas como los usuarios finales no creen estar suficientemente protegidos. De acuerdo con Pew Research Internet Project, el 61% de la población en México se siente expuesta a los ataques cibernéticos, todo ello debido al crecimiento en el uso de dispositivos inteligentes conectados entre sí además del desconocimiento de las posibles vulnerabilidades y los protocolos de seguridad.
¿Cómo se protegen los sistemas de videovigilancia ante un posible ataque cibernético?
En concreto para el sector de la videovigilancia, afortunadamente, las cámaras IP no están expuestas a las mismas amenazas que una PC ya que no cuentan con usuarios que inicien sesión, que instalen software, visiten páginas web o abran archivos adjuntos de correo electrónico. Sin embargo, estos equipos poseen características específicas que un hacker avanzado podría llegar a utilizar como plataforma para otros ataques. 

Videovigilancia Axis

Ante este panorama, en Axis proporcionamos 4 recomendaciones que reducirán los riesgos de ataques cibernéticos a un sistema de videovigilancia: 

1) Conocimiento antes de exponer los equipos a la red: Resulta primordial conocer los protocolos de seguridad y actualizar el software de los dispositivos antes de conectarlos a la red. Los usuarios de las cámaras en red, hoy en día, quieren acceder al video de manera remota. Para ello, puede parecer una buena idea generar un punto de acceso en el router/firewall (conocido como punto de enlace), pero en realidad esto genera riesgos innecesarios. En el caso de las pequeñas empresas que no disponen de un VMS (Sistema de Gestión de Video), se sugiere utilizar un proxy para medios con un servidor web de Internet que cuente con la configuración correcta. Por otro lado, si existen varios sitios remotos, es recomendable en este caso utilizar VPN (Red Privada Virtual).
  
2) Crear contraseñas más seguras: Al igual que la mayoría de los dispositivos y sistemas habilitados para conectarse a Internet, la contraseña es la primera barrera de seguridad para impedir el acceso no autorizado a los datos digitales. Para generar una contraseña segura, se recomienda utilizar por lo menos 8 caracteres con una mezcla de letras en mayúscula y minúscula, números y símbolos especiales. Ante el escenario de un posible ataque cibernético se dificultará la irrupción a cualquier sistema con una contraseña con estas características. 

3) Actualizar el Firmware y Software: Usualmente, el software es desarrollado y programado por una persona y por ello, pueden tener fallas. Por lo tanto, resulta probable que estas vulnerabilidades sean descubiertas con regularidad por atacantes cibernéticos. Si bien el error humano no puede erradicarse en su totalidad, día a día se trabaja para diseñar y probar sistemas de software con la menor cantidad de posibles brechas posibles antes de ponerlos en funcionamiento. En cualquier caso, se debe mantener actualizado regularmente el firmware y el software del sistema o dispositivo  ya que si un hacker tiene acceso a un servicio de red desactualizado o sin parche es muy probable que su ataque tenga éxito.
 
4) Prevenir ataques dirigidos: Las empresas y las organizaciones con infraestructura crítica están expuestas a un número mayor de ataques dirigidos. Los hackers utilizan múltiples recursos e invierten más tiempo en estos casos para lograr su objetivo ya que si consiguen ingresar a un sistema bancario, un comercio o a la inteligencia de una ciudad, tienen la posibilidad de robar información muy privilegiada, manipular sistemas sin ser detectado y permanecer un tiempo indeterminado dentro de la red.
 
Ante este escenario, las compañías deben determinar las estrategias y protocolos de seguridad, así como contar con un modelo de amenazas y análisis de riesgos para implementar y reducir los riesgos de una vulneración a su información.
En conclusión, actualmente existen diversas herramientas de ciberseguridad para proteger a los usuarios, organizaciones y paralelamente se está invirtiendo cada vez más en el diseño de regulaciones, marcos legales y procedimientos de acción para actuar frente a este tipo de amenazas. En Axis, continuamente trabajamos para reducir los riesgos de los clientes, incluyendo mejoras en los controles de seguridad, configuraciones predeterminadas más seguras, interfaces de usuario optimizadas y orientación adicional que informe a todo el público con el fin de otorgar las herramientas necesarias para hacer frente a cualquier situación de riesgo.

Mayo-junio 2017