cupulaPor Dexcy Guédez
Andrés Rodríguez Ghersi, presidente regional de Fedecámaras, aseguró que perdieron la capacidad de producción y empleo. Considera que las panaderías están amenazadas.
Alrededor del 50% de las empresas locales “se han ido a pique” en lo que va de este año, perdiendo la capacidad de producción y de empleo, viéndose obligadas a cerrar definitivamente sus puertas.

El presidente de Fedecámaras Nueva Esparta, Andrés Rodríguez Ghersi, aseguró que ya cuando están a punto de cerrar el primer trimestre de este año, el balance es que empeoró la situación económica, laboral y empresarial al igual que en el resto del país.

Rodríguez Ghersi, lamentó que cada vez hay menos empleos y empresas, al tiempo que alertó que lo perciben ahora con el cierre de panaderías de las cuales, dijo, en la región insular la totalidad de las mismas opera en situaciones muy precarias, puesto que el gobierno no les suministra las materias primas y encima, las ocupa y las cierra por no producir el pan.

“El gobierno es el primer surtidor de la harina y de los dólares que necesita la industria para trabajar”, recordó el líder empresarial.

El representante gremial resaltó que las empresas se ven más presionadas por la situación económica al tener menos ventas, ingresos y reducidas posibilidades para mantener a su personal laborando.

Para el presidente de la cúpula empresarial, lo más grave de todo el panorama que perciben en lo que va de este año, es que no se vislumbran posibilidades de recuperación, sino que por el contrario, la industria nacional siga en una constante depresión, lo que ha llevado a la quiebra a miles de empresas tanto en la región neoespartana como en el resto del país.

Alertó que obligar a las panaderías a producir el 95% de sus productos a precios regulados, es colocarlas en un cierre inevitable, puesto que no podrán tener las ganancias suficientes para reponer sus existencias.

Pocas expectativas para semana santa

El presidente de Fedecámaras insular dijo que aspiran que los alimentos que están llegando a la Isla, sea distribuidos equitativamente para que los gremios ligados a la actividad turística regional puedan abastecerse previo a la Semana Santa y poder atender a los huéspedes durante la venidera temporada vacacional.

En cuanto a otros sectores como el Puerto Libre, expresó que para esa época vacacional, son muy pocas las expectativas que exigen puesto que no cuentan con la mercancía suficiente para atender la demanda propia de esa época.

Marzo-abril 2017