Las fronteras entre países son uno de los puntos dónde más importancia cobra la seguridad debido a la posibilidad de un atentado o tráfico ilegal de personas, medicamentos o sustancias prohibidas a nivel legislativo. A su vez son lugares por los que circulan a diario millones de personas y mercancías, por lo que es necesario agilizar el tránsito, pero sin perder seguridad y calidad en los servicios.

Sistemas de control automático de fronteras

La movilidad aeroportuaria se ha visto enormemente incrementada en los últimos años, siendo totalmente necesario recurrir a nuevos sistemas de control y seguridad que además permitan realizar trámites con una mayor rapidez y eficacia.

Actualmente en España existen varios aeropuertos que cuentan con un novedoso sistema ‘desatendido’ de control de fronteras. Durante el pasado año 2017 más de un millón y medio de pasajeros hicieron uso de las cabinas sin agente de policía ABC System (Automated Border Control, por su siglas en inglés) para entrar o salir de dicho país.

Estas cabinas resultan de gran utilidad como medida de seguridad, especialmente desde la entrada en vigor del ‘reglamento del espacio Schengen’, el cual obliga a todos los miembros de la Unión Europea a realizar controles de todos los viajeros tanto a la entrada como a la salida del país, con el objetivo de mejorar y aumentar los niveles de seguridad.

Ventajas del control automatizado

Aunque a priori pueda parecer que el reglamento Schengen incremente el tiempo de revisión de los pasaportes, en España esta media de tiempo se encuentra muy por debajo de la media europea gracias a la implantación del sistema ABC. Aeropuertos y puertos tan importantes como el de Madrid, Barcelona, Girona, Palma, Alicante, Málaga, Tenerife Sur, el Puerto de Algeciras, y también en el paso terrestre entre La Línea de la Concepción y Gibraltar, cuentan con este sistema tan novedoso cada vez más extendido y demandado en controles fronterizos.

El control automatizado de los controles de aduanas garantiza mayor rapidez, seguridad, modernidad y comodidad para los pasajeros, ya que se puede superar el control policial en unos 40 segundos sin necesidad de la intervención de los agentes aduaneros.

Este sistema tiene grandes ventajas tanto para los usuarios como para los agentes aduaneros:

  • Minimiza y simplifica el trabajo de los agentes de aduana.
  • Acelera y facilita el paso de los usuarios a través de la aduana.
  • Los sistemas actuales de control automático de fronteras son capaces de gestionar declaraciones, hacer fotografías, procesar los datos de los pasaportes y las huellas dactilares.
  • Gracias a la biometría y a los lectores de pasaportes se garantiza la seguridad de los ciudadanos y facilita a las autoridades la detección de una posible amenaza.
  • Los sistemas de control de acceso están totalmente adaptados para las personas con movilidad reducida.
  • La experiencia del usuario en el control de aduanas es más agradable gracias a la rapidez y a la facilidad de paso que ofrecen estos sistemas.

¿En qué consiste y cómo funciona el sistema ABC?

Los módulos ABC están compuestos por unas puertas de entrada y un sistema de validación del pasajero, aunque también puede combinarse con un sistema de esclusa para incrementar la seguridad, como en el aeropuerto El Prat de Barcelona. En El Prat hay instalado un sistema de esclusa con doble pasillo monitorizado; cuando el viajero entra en la zona de la esclusa se cierra la puerta de acceso, abriéndose únicamente si se identifica y si cuenta con el permiso de entrada necesario para acceder al país.

El sistema de control automatizado ABC identifica a los pasajeros (éstos tienen que ser mayores de 18 años) mediante tres sencillos pasos:

  • La autenticación del pasaporte cotejando los datos obtenidos con la base de datos de la Policía Nacional.
  • Con una doble comprobación biométrica:
    • Verificación de la identidad mediante la huella dactilar.
    • Verificación de la identidad mediante el reconocimiento facial.

Los sistemas de impedimento de paso de Manusa permiten realizar un exhaustivo y correcto control automatizado en las aduanas de puertos y aeropuertos gracias al sistema de validación de tres pasos.

Además de estos sistemas, Manusa cuenta con un moderno sistema de pasillos motorizados dotados con 11 pares de fotocélulas para identificar la presencia de los usuarios y evitar atrapamientos fortuitos de los viajeros y de sus equipajes.

Otra de las características de estos sistemas es que pueden regularse tanto la velocidad como la fuerza de apertura de los paneles de vidrio retráctil y que en caso de evacuación o de un fallo en el suministro eléctrico, estos paneles permanecen abiertos para facilitar el desalojo de las instalaciones y para garantizar la seguridad de todos los usuarios.

Mayo-junio 2018