Por La Política

A tres años de su anuncio, el Gobierno mexicano logró un avance del 80 por ciento de su ambicioso Plan Nacional de Infraestructura y si bien la administración de Enrique Peña Nieto aún tiene un año para ir por el 20% faltante, en el sector advierten que este escenario ya no se cumplirá.

En diciembre, el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, afirmó que con una inversión de 1.44 billones de pesos, concluirá al 100% el Plan Nacional de Infraestructura (PNI), pero analistas consultados por LPO, cuestionaron esta promesa por dos factores: los impactos del recorte al gasto público y las elecciones este año.

Originalmente, este ambicioso proyecto del sexenio contemplaba una inversión global de 7.7 billones de pesos. “Es como si todos y cada uno de los mexicanos, aportáramos alrededor de 70 mil pesos, para construir las obras que necesita el país”, había dicho Peña Nieto durante su presentación.

Ese plan se concentró en seis sectores estratégicos: Comunicaciones y transportes, energía, hidráulico, salud, desarrollo urbano y vivienda y turismo. Uno de los más importantes es el de Comunicaciones y transportes, donde la inversión estimada fue de en 7,750,549.74 millones de pesos para un total de 743 proyectos que buscaban desarrollar una plataforma logística de nivel internacional.

Veracruz y el Estado de México, además de Jalisco y Michoacán, fueron los estados que más favorecidos salían en el reparto de los recursos previstos para la construcción de puertos, autopistas, libramientos y modernización de carreteras, entre otras obras claves.

Para el cierre del año, el subsecretario de Infraestructura, Oscar Callejo Silva, apuntó que en este ramo, se había hecho un adelanto de inversión de más de 183,000 millones de pesos en nuevas autopistas y la modernización de carreteras. Fue uno de los proyectos con mayor avance.

En cuanto a Energía, para CFE se pensaron 133 proyectos, con una inversión estimada en 530,937.7 millones. Los estados en donde se enfocó la mayor parte de los proyectos fueron: Oaxaca, con 49,001.7 millones; Sonora con 44,033 millones; Sinaloa 33,430 millones; Durango con 33,655 millones; Chihuahua, 30,449 millones; Nuevo León, 24,916.7 millones

Respecto a Pemex fueron 129 proyectos con una inversión estimada de 3,366,964.5 millones. Aquí, Campeche tuvo considerada una inversión por 561,975.3 millones, la más alta. Otras entidades fuertes son Tabasco, Veracruz, las Baja Californias, entre otros estados.

Elecciones complicará avance de obras

Y mientras Ruiz Esparza festeja el avance del proyecto y promete su conclusión, los analistas no lo dudan: “No se cumplirá”. Y es que para este año que comienza ya no se esperan nuevas inversiones y las que quedan pendientes estarán sometidas a poco presupuesto y a la incertidumbre electoral.

En opinión de Mariana Ramírez Montes, analista de Grupo Financiero Ve por Más, el tema fiscal puso en riesgo su conclusión. “En los últimos años la deuda empezó a preocupar mucho. Se tuvieron que replantear las finanzas  por recortes en el gasto público”, dijo la especialista.

Por su parte, el especialista en infraestructura de Signum Research, Manuel González, consideró que el Gobierno ya no hará más obras este año: “Es difícil por el contexto político y los cambios de administración. Debido a la incertidumbre no hay detonante para arrancar nuevas obras. Este y el que sigue son solo para concluir”, indicó.

Los especialistas en tanto reconocen avances importantes en cuestión de energía, por los proyectos de gasoductos -que tuvieron fuerte apoyo de la inversión privada por las distintas licitaciones-, el avance del nuevo aeropuerto y las carreteras y autopistas.

De acuerdo con la SCT, de una meta de 52 autopistas, se concluyeron 37; sumando un total de 2,072 kilómetros, con una inversión de 133,000 millones de pesos. En cuanto a carreteras, de las 80 planeadas, se culminaron 69 con recursos que suman a la fecha 50,148 millones de pesos. “En lo que resta de 2017 se concluirán ocho más para llegar a 77 y tres adicionales se culminarán en 2018”, afirman desde el Gobierno.

Enero-febrero 2018