alemania-Méxcio-620x330La Cámara Mexicano -Alemana de Comercio e Industria (Camexa) indicó que los planes de inversión para México a un se mantienen en pie, ya que ninguna empresa del país europea ha expresado su deseo de retirarse del país.

Andreas Müller, director adjunto de la Camexa, citado por El Financiero, ejemplificó que un ejemplo de que las relaciones entre ambos países se mantienen fuertes, es la inversión que va a realizar la automotriz BMW en San Luis Potosí, la cual será de casi mil millones de dólares.

El directivo señaló que según las políticas proteccionistas de Donald Trump, si Estados Unidos saliera del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) e impusiera sus aranceles a productos de origen mexicano, se aplicarían las reglas establecidas por la Organización Mundial de Comercio, a las cuales pertenece México, Estados Unidos y Alemania, las cuales prohíben dicho arancel.

“Los aranceles que están determinados no son prohibitivos en términos específicamente del sector automotriz, que es de interés de Alemania, además del sector químico”, cita el medio.

Müller indicó además que no se tomará ninguna decisión en cuanto no haya un cambio en las condiciones actuales de comercio, pero expresó que las empresas alemanas del sector automotriz se encuentran preocupadas por las decisiones que se tomen en cuanto al TLCAN.

Ello por la cadena de proveeduría que existe entre los tres países, donde Alemania se ve involucrado.

En cuanto al tipo de cambio, señaló que el encarecimiento del dólar afecta a los costos de proveedoras alemanas, lo cual tendría un impacto en sus ventas.

“De todas formas como cámara no podemos hablar por todas las empresas; cada una tomará sus análisis, pero lo que vemos es que en términos globales las reglas de la OMC siguen siendo competitivas para mantener la estrategia alemana de trabajar fuerte en México”, afirmó Müller.

Cabe destacar que el pasado jueves 26 de enero, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, anunció que se planea imponer un Impuesto de Ajuste Fronterizo (BAT) de 20 por ciento a las importaciones originarias de las naciones con las que Estados Unidos tienen déficits.

Lo cual afecta directamente a Alemania, porque de enero a noviembre del 2016, la economía estadounidense reportó esta nación europea tiene un déficit de 59 mil 556 millones.

 

EL SEMANARIO

 

Enero-febrero 2017

 

Enero-febrero 2017