TecnologiaPor El Comercio

Alemania está poniendo a prueba una tecnología de reconocimiento de rostro, colocando máquinas en una estación de trenes por seis meses a fin de verificar la identidad de los pasajeros como medida de seguridad.

Más de 200 personas aceptaron registrar sus nombres y tener dos fotos suyas almacenadas en el proyecto en la estación de Suedkreuz, donde hay cámaras de seguridad en una entrada y en una de las escaleras mecánicas.

“Los avances tecnológicos no deben cesar en nuestros servicios de seguridad”, dijo el martes el ministro del Interior Thomas de Maiziere en un comunicado. Sin embargo, por lo general muchos alemanes son celosos a la hora de proteger sus datos personales.

El presidente del Colegio de Abogados de Alemania, Ulrich Schellenberg, declaró: “No todo lo que es factible desde el punto de vista tecnológico es algo que necesariamente queremos tener como sociedad”.

No queda claro por ahora cuál será la etapa siguiente después de esta prueba.

Julio-agosto 2017