La Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV) se ha mantenido a la vanguardia en la recuperación de vehículos. Su trabajo es fundamental para las empresas que brindan seguridad por medio de la integración de sistemas.

La ANERPV desarrolló y puso en marcha la plataforma “Centinela”, que integra diferentes señales de GPS para detectar y reportar eventos de robo. Estas tecnologías hacen posible que las diferentes asociaciones de seguridad privada tengan una eficiente comunicación con las autoridades.

Durante la reunión de febrero, realizada en instalaciones de TiLatina, Mario Espinosa Boulogne, presidente de la ANERPV, afirmó que “el sector asegurador tiene un índice de recuperación del 30%, mientras que nosotros tenemos un índice del 67%, sin duda es una gran diferencia”.

Respecto a la denuncia, Espinosa Boulogne aseguró que “es importante hacer una campaña de concientización de la denuncia. Primero en nuestras propias empresas, y con nuestros clientes. Hacer conciencia de que la denuncia es lo que evita que el ladrón vuelva a la calle, porque si nosotros no presentamos la denuncia, las autoridades no tienen elementos para continuar”.

“Podrán tener el camión, la mercancía, el evento hasta podrían tenerlo filmado, pero si no va nadie a denunciar el robo, el ladrón sale al otro día. Y vuelve a robar, en otro crucero o en otra carretera. Entonces de nosotros depende sacar a esa gente de circulación si animamos a que nuestra gente tenga esa cultura de la denuncia”.

Sobre la importancia de trabajar con tecnología, aseguró que “en 26 de los 47 eventos que se reportaron durante el mes de enero, los equipos estaban saboteados, ya fuera vía electrónica o física, pero fueron saboteados. Algunos de ellos horas antes de que se robaran el vehículo, y eso nos habla más de la colusión de empleados, ya sea de los transportistas o del mismo cliente al que se le transporta la mercancía. En 7 casos, se acude a la autoridad pero no se localizan los vehículos y en otros 7 la autoridad simplemente no pudo entrar a donde se encontraban los vehículos, porque eran terrenos o muy peligrosos, o que ameritaban la realización de un operativo más grande”.

El presidente de la ANERPV continuó: “Los estados con mayor incidencia, donde se presentaron los eventos registrados en el mes de enero, son: Puebla, el Estado de México y Veracruz. Sin embargo, llama la atención como Puebla ha tomado un lugar más importante, con 35 eventos en el mes, superó al Estado de México y eso es bastante significativo”.

Y respecto al porcentaje de recuperación en esa entidad dijo: “tenemos un porcentaje de recuperación de 51%, contra 73 del Estado de México, Veracruz con un 55%, la Ciudad de México con 73 y Tlaxcala con 80%. Están subiendo los eventos y está bajando la recuperación, lo que nos habla del papel de la autoridad. La diferencia en recuperación, de 50 al 80 por ciento, nos demuestra el papel de la autoridad que nos apoya”.

El robo de transporte de carga en el estado de Puebla se concentra en la capital y en cinco municipios. Este delito se disparó en un 116% en el último año, pasó de 83 tractocamiones sustraídos en 2015, a 233 en 2017.

“Y no nada más los robos de la carga como antes sucedía, hoy se roban el camión completo, lo desvalijan y ni el camión aparece, es un tema muy dramático que ha subido de una forma muy alarmante”, indicó.

Ante el incremento de los robos, los traileros han preferido tomar algunas medidas de seguridad ante la nula acción de las autoridades de Puebla. Entre las que sobresalen sólo conducir de día, viajar en convoy y evitar determinadas zonas del estado. La mercancía más robada en la ciudad de Puebla son los abarrotes y los tractocamiones, que son utilizados para la comisión de diversos delitos.

“Por eso, dijo el presidente de la ANERPV, he recomendado en diferentes foros, que en los estados hagan lo que ha hecho la Ciudad de México para evitar y combatir los robos: en primer lugar, terminar con todos los lugares donde se venden autopartes. Nos han dicho que un tsuru, en esos lugares, puede ser totalmente desmantelado en la una hora. Por eso estos vehículos robados son tan fáciles de comercializar. Pretendemos seguir haciendo convenios con estos cinco estados, ya tenemos prácticamente con todos, sólo falta Tlaxcala”.

Para finalizar, Espinosa Boulogne se refirió al papel de la capacitación: “hay que invertir en la capacitación de nuestra gente, en certificar sus habilidades. Nosotros, en la ANERPV, somos los únicos que nuestros monitoristas salen con un diploma y con una certificación oficial, incluso pronto los monitoristas del C5 del Estado de México vendrán a cursos con nosotros, el único curso certificado que hay en el país”.

“Eso nos hace distintos. Una de las fórmulas para atacar el robo es que nuestros estándares nos obliguen a que nuestros monitoristas estén en línea, y con la policía también, porque hay fórmulas diferentes de monitoreo, pero si no estandarizamos eso, y hacemos una sólida fórmula, poco vamos a avanzar”.

Marzo-abril 2018