Nota-VideovigilanciaPor Verónica de la Luz

El arzobispo Víctor Sánchez Espinosa opinó que la inseguridad está desbordada en Puebla, por lo que confesó que más templos están optando por instalar equipo de seguridad privada, como sistemas de circuito cerrado, para prevenir robos o algún incidente delictivo en las iglesias.

Durante breve entrevista, el representante de los católicos en Puebla no precisó cuántos templos están adoptando esta medida, aunque señaló que son varios.

“Las parroquias que pueden, colocan cámaras. Hay un buen número ya de templos con sus cámaras de seguridad, pero pues ya ve, la inseguridad está desbordada. Afortunadamente parece que nuestras autoridades están tomando cartas en el asunto”, señaló la voz del arzobispo que es una de tantas que en recientes fechas ha percibido un aumento de hechos delictivos en el estado.

El prelado agregó: “Queremos una Puebla tranquila, segura. Queremos vivir en paz”. Él espera que los niveles de inseguridad en el estado no alcancen los estándares de otras entidades del país.

Hay que decir que durante 2013, al menos 20 edificios religiosos del Centro Histórico ya habían adquirido un sistema de videovigilancia para evitar los hurtos o identificar actividades sospechosas. Este medio buscó al área de prensa de la arquidiócesis para conocer cuántos templos cuentan actualmente con este sistema para reforzar la seguridad, aunque no se obtuvo respuesta.

Como dato adicional, la Arquidiócesis de Puebla está dividida en seis zonas en las que hay un total de 296 parroquias: zona norte (42 templos), oriente (27), sur (45), poniente (48), centro (53) y urbana (81).

QUE LOS PADRES CUMPLAN MISIÓN

En el contexto del Día del Padre, Sánchez Espinosa comentó que actualmente la sociedad se ha vuelto individualista, por lo que muchas familias, pese a estar juntas, se han separado por la falta de valores. Refirió que los padres deben cumplir con su misión.

“Yo les pido que cumplan con la misión de padres, que den testimonio de su vida familiar, de su vida de fe, sobre todo con los hijos, en la familia. Se ha vuelto una sociedad individualista; si vemos una vida de familia, en la mesa misma, uno está con el celular y otro está con los audífonos y no hay esa convivencia fraterna, familiar”, dijo.

Mayo-junio 2017