La industria ha cambiado en las últimas décadas y sigue cambiando a un ritmo desigual y menor de lo necesario, según observatorios internacionales. El mayor cambio requerido es lo que se puede llamar “Smart Industry” o industria 4.0 que básicamente es un conjunto de medidas que permitan la transformación de la industria analógica a la industria interconectada.

Esta transformación se realiza mediante la incorporación de robots, la automatización y las tecnologías de interconexión para que lo procesos sean más eficientes y eficaces. Esto implica el uso de tecnologías directamente con los procesos productivos como la fabricación, pero también el uso del RFID para la gestión inteligente de los materiales, piezas y productos.

En muchas ocasiones los proyectos de 4.0 no tienen en cuenta los procesos industriales que implican vehículos, es decir que sí se actualizan los procesos interiores de producción y trazabilidad pero cuando el producto sale de la puerta de un almacén o es una materia prima que entra en una factoría, hay un gran vacío.

Nedap identification Systems es experto en este tipo de aplicaciones que van más allá del simple control de accesos de vehículos industriales a una factoría. Nuestros sistemas de RFID son capaces de dotar de inteligencia a los procesos productivos en cualquier factoría que implique materiales tales como áridos, en la minería donde los “dumpers” son controlados por RFID en sus operaciones de carga y descarga, en la automatización del pesaje de piensos compuestos o semillas y en el control de rellenado de cisternas con cualquier tipo de líquido o gas.

Los procesos dentro de una factoría requieren de un guiado desde la entrada, donde gracias a un sistema de RFID cuando el camión accede de forma fluida, sin crear atascos en los accesos, puede ser guiado a las diferentes zonas de la factoría teniendo en cuenta que este vehículo concreto debe ir a la báscula, o bien a limpieza o si es necesario que  se haga un mantenimiento o repostaje del mismo.

Una vez en la zona correspondiente el vehículo es guiado de estación en estación siguiendo un proceso predefinido en el ERP para que todos los pasos sean seguidos y registrados en el sistema al mismo tiempo que nos aseguramos de saber qué vehículo pasa por qué estación y que sigue el proceso correcto. Una vez limpio, repostado y cargado el vehículo puede abandonar la factoría con su manifiesto de transporte totalmente automatizado en el sistema, ahorrando tiempo y trabajo administrativo a la empresa.

En las factorías donde se trabaja con materiales sensibles como las frutas y productos del campo, es necesario que la fábrica tenga registradas las entradas, cantidades y tipos de material que entran ya que de ahí salen los pagos a los proveedores como sucede en el sector aceitero o el grano de cereales, nosotros podemos facilitar la automatización de estos procesos con sistemas como la plataforma TRANSIT de RFID semi-activa, cuya robustez de datos es del 100% en cualquier situación garantizado así la identificación bajo cualquier circunstancia.

En entornos con atmósferas explosivas y eso implica cualquier proceso industrial no solo con materiales inflamables como gas o petróleo y derivados, sino en ambientes con polvo en suspensión como factorías de harina o silos de grano nuestro sistema TRANSIT tiene las certificaciones ATEX tanto para las zonas 1 y 2 como 21 y 22 siendo compatible con líquido, gas y polvo inflamables.

Noviembre-diciembre 2018