Ciudad de México. Únicamente 2 de los 10 automóviles que más se venden en México cumplen con los “sistemas mínimos de seguridad” recomendados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como contar con frenos ABS, control electrónico de estabilidad (ESC) y bolsas de aire en todos los asientos, no sólo para el piloto y copiloto, aseguró la organización El Poder del Consumidor (EPC).

Nissan March, GM Aveo, GM Beat, GM Beat de cuatro puertas y Ford Figo Sedán no tienen los frenos ABS ni el ESC; de éste último también carecen el Nissan Versa, Sentra y VW Vento. Los únicos modelos de los 10 más vendidos que cuentan con los estándares mencionados son el Kia Río Sedán y el Volkswagen Jetta 2019, éste último es además el único tiene seis bolsas de aire.

Los frenos ABS permiten que, en caso de necesitar frenar totalmente el auto, la distancia de frenado sea menor que con frenos convencionales y evitan que las llantas patinen en caso de que se realice un frenado de emergencia, explicó la organización. El ESC evita derrapes y volcaduras en maniobras de emergencia, indicó, mientras que sobre las bolsas de aire señaló que entre más tenga un auto es mejor y son complementarias al uso del cinturón de seguridad.

Dos de los modelos más vendidos, el March y el Beat, carecen tanto de frenos ABS como del control electrónico de estabilidad, “están claramente dirigidos a los jóvenes mexicanos. Además, 9 de los 10 los modelos citados sólo tienen dos bolsas de aire, lo cual confirma en buena parte por qué en México los accidentes viales son la segunda causa de muerte entre los menores de 34 años de edad. Con eso se demuestra que a la industria automotriz en México no le importa la vida ni la integridad física de nuestros jóvenes y continúa con sus prácticas e discriminación y abuso de los consumidores mexicanos”, alertó Stephan Brodziak, coordinador de la campaña de seguridad vial de EPC.

El listado de los 10 autos más vendidos en el país fue tomado por EPC del reporte de ventas más reciente, es decir correspondiente al primer trimestre de 2018, de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), a la cual acusa de presionar al gobierno mexicano para que no sea actualizada la norma oficial mexicana 194 (NOM-194) que regula los dispositivos de seguridad de los autos nuevos. Mientras, sigue vigente una norma que está 20 años obsoleta”.

El Poder del Consumidor ha sido insistente en que los mismos modelos de autos que se venden y fabrican en México, en otras naciones sí cuentan con los estándares de seguridad mencionados, en principio en los países de origen de las armadoras o empresas automotrices que también operan aquí.

“De adoptarse algunas de las recomendaciones de la ONU en materia de seguridad vehícular, se podrían salvar hasta 6 mil 100 vidas en México en un periodo de 15 años, de acuerdo con un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la organización Global NCAP”, refirió.

La AMIA informa en su reporte trimestral de ventas la AMIA cuáles son los autos más vendidos en México, pero “lo que no dice es cuáles de estos autos sí son verdaderamente seguros y cuáles están poniendo en riesgo la vida de los mexicanos al no contar con las recomendaciones de seguridad vehícular de la ONU, en su versión básica”, puntualizó.

Marzo-abril 2018