Seguridad-VehicularEl robo en carreteras a camiones de carga aumentó más de 100 por ciento en el primer semestre de 2017 en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Por lo anterior, el sector transportista alzó la voz y exigió acciones contundentes para frenar lo que calificó como problemática grave.

Entre enero y junio de este año se iniciaron mil 354 carpetas de investigación por ese delito en todo el país; mientras que en el mismo lapso de 2016 se abrieron 663 indagatorias. Es decir, que hubo un aumento de 104 por ciento.

Estadísticas del secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, indican que durante el primer semestre del año, el 93.5 por ciento de los robos en carreteras a camiones de carga fueron con violencia, cuando el año pasado representaron el 92.9 por ciento del total.

La Cámara Nacional del Transporte de Carga (Canacar), afirmó que la situación para el sector ya se tornó dramática no sólo por el incremento de los robos, sino también por el encarecimiento de las pólizas de seguro -hasta en 200 por ciento-, así como las pérdidas económicas y de competitividad.

José Refugio Muñoz López, vicepresidente ejecutivo de la Canacar, advirtió que tan sólo en el primer semestre de 2017 las pérdidas económicas por las unidades robadas y no recuperadas, ascendieron a 975 millones de pesos.

“Desde luego es una situación dramática para el sector. Este problema de robo debería ya considerarse, como en el pasado, como un problema de seguridad nacional porque no solamente afecta de manera directa al transporte, sino a toda la cadena”, señaló.

“Termina afectando la competitividad del país y tiende a desalentar las inversiones y la generación de empleos, sobre todo ahora que estamos en vísperas de entrar en un proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte”.

La Canacar, que desde el año pasado alertó del aumento de robos, publicó ayer un desplegado en REFORMA en el que acusó que las carreteas se han convertido en tierra de nadie, condenó la pasividad de autoridades y legisladores, y demandó la intervención de los gobernantes.

En entrevista, Muñoz consideró que el aumento de los robos se debe a la falta de acciones preventivas; la débil coordinación entre autoridades locales y federales; la ejecución de operativos aislados y la falta de un tipo penal federal que sancione ese delito.

Julio-agosto 2017