Por El Economista

La banca múltiple se encuentra en la antesala de una reconfiguración, lo mismo que las instituciones de tecnología financiera o fintech, estimó la economista en jefe de Banco Base, Gabriela Siller.

“La banca está observando múltiples cambios, tanto en sus competidores como en el tipo de servicios que ofrecen. También está el caso de las fintech que cada vez tienen mayor participación en el mercado”, abundó. Y es que, aseguró, por parte de la banca múltiple se observa una continua evolución, dado que algunas instituciones se fusionan, otras salen del mercado y otras son adquiridas o se expanden, aprovechando las oportunidades.

Antes de hablar de un mayor número de bancos, consideró, lo mejor es ubicar que en México hay espacio para un mayor crecimiento de los servicios financieros, toda vez que en el país la estadística de penetración de la banca resulta limitada en comparación con la media de América Latina.

En particular, si se compara con países como Brasil y Chile, donde el porcentaje de la población mayor a 15 años con tarjeta de crédito representa en promedio 1.7 veces la porción de la población que en México hace uso de esos servicios.

“Lo mismo se puede decir del porcentaje de adultos con cuentas en instituciones financieras, que en México se ubica cerca de 40%, mientras que para América Latina este indicador se ubica casi en 51% y para Brasil la estadística se acerca a 70% de la población”, afirmó.

Refirió que en México el número de adultos con tarjeta de crédito también se ubica por debajo de 27%, promedio que contrasta con 40% de América Latina y casi 60% en Brasil.

Aunque en teoría, el mayor número de instituciones debería tener un impacto sobre la penetración del crédito en la economía y por ende una mayor generación de crecimiento económico, “en México por ejemplo, el mayor número de participantes en el mercado cambiario no ha provocado mayor penetración del crédito, ni disminuciones en la tasa de interés por mayor competencia”.

Según expertos, la expansión del ecosistema bancario desde hace unos años enfrenta barreras para continuar creciendo en número de participantes comenzando por los costos regulatorios para operar que son iguales sin importar el tamaño y cuyos parámetros mitigan el riesgo de nuevas crisis.

Además, otros factores que complican, según los especialistas, la entrada de más bancos es el ritmo de la economía mexicana, la alta concentración del sector en sólo siete instituciones, las grandes inversiones para fortalecer el canal remoto o digital preferido por las nuevas generaciones de mexicanos, y la entrada de nuevos jugadores con una oferta financiera que puede resultar más atractiva en ciertos segmentos.

De ahí que en fechas recientes, los líderes de los bancos más grandes del país hayan expresado que la banca vive hoy “una consolidación natural”, como ocurre en otras industrias.

Noviembre-diciembre 2017