El presidente de la ABM, Marcos Martínez Gavica, reconoció que entre los empresarios nacionales y extranjeros prevalece un entorno de incertidumbre

ACAPULCO.- La incertidumbre por el destino del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ha provocado que diferentes proyectos de inversiones “estén en espera” pero la economía del país y la banca comercial están en condiciones para sortear los retos que se avecinan en los próximos meses, afirmó la Asociación de Bancos de México (ABM).

En el marco de los inicios de la 90 Convención Bancaria y de Valores, el presidente de la ABM, Marcos Martínez Gavica, reconoció que entre los empresarios nacionales y extranjeros prevalece un entorno de incertidumbre sobre el futuro del acuerdo comercial, lo que ha impactado en la ejecución de proyectos de inversión.

“Siempre hay empresas que dicen mejor me espero y ya que estén las cosas claras veo y hago mi plan de expansión y especialmente en este caso en donde el Tratado de Libre Comercio está en tránsito, están esperando ver dónde termina y cómo termina, especialmente en el caso de las trasnacionales y ya decidirán si ponen su planta en Aguascalientes o la ponen en otro lado”, afirmó.

Sin embargo, el también el presidente del Consejo de Administración de Grupo Financiero Santander dijo que México cuenta con una banca sólida, solvente e innovadora que está preparada, apuntó, “para seguir apuntalando con crédito el crecimiento económico de México”.

En ese contexto, destacó las cualidades financieras que reporta la banca comercial, en donde refirió el nivel de capitalización que excede el nivel mínimo regulatorio de 15.6 por ciento (contra el 10.5 solicitado), así como el comportamiento que reporta la morosidad, la cual bajó de 2.5 a 2.1 por ciento del año 2012 al 2017.