Nota-Banca-y-FinanzasPor El Economista

Banco Santander quiere colocar por 5.000 millones de euros la mitad de la cartera inmobiliaria de Banco Popular, compuesta préstamos hipotecarios e inmuebles, y valorada en 30.000 millones de euros. Según Bloomberg, los fondos de estadounidenses Blackstone, Apollo y Lone Star habrían presentado ofertas por una participación mayoritaria en el negocio.

La entidad presidida por Ana Botín intenta dirigir todo el ladrillo heredado de Banco Popular con un socio inversor. La intención del banco es crear una sociedad conjunta para dar salida a la cartera de préstamos y préstamos que han sido recientemente adquiridos por la compra de Banco de Popular. Santander habría recibido ofertas por parte de fondos estadounidenses para quedarse con el 51% de la sociedad que gestionará los activos y la cartera crediticia.

Las firmas que se encuentran en el proceso de venta también adquirirán el 51% de la inmobiliaria Aliseda, cuya participación mayoritaria fue recomprada la semana pasada por Banco Santander a Varde y Kennedy Wilson.

De esta manera, el banco espera dar cumplimiento al objetivo de reducir a la mitad el volumen de inmuebles del Popular en 18 meses.

El banco ya anunció en la presentación de los planes de integración de Popular que había puesto en marcha un proceso de búsqueda de socios para una cartera de 30.000 millones de euros de activos adjudicados y créditos inmobiliarios.

Julio-agosto 2017