Banca comercial demandó que se mantenga un sistema financiero sólido y con libre competencia

Por Alejandro Durán

Los banqueros presentaron a los candidatos a puestos de elección popular un decálogo de medidas para garantizar un desarrollo económico “sostenido e incluyente”; entre estas medidas destaca el respeto a las instituciones y mantener un tipo de cambio flexible.

Al margen de quien resulte ganador de las próximas elecciones presidenciales, la Asociación de Bancos de México (ABM), que preside Marcos Martínez Gavica, destacó que gracias a un entorno de estabilidad y certidumbre, el sector ha registrado su periodo de expansión más prolongado y ha contribuido al progreso de las personas y de las empresas bajo un entorno regulatorio exigente y responsable, y sobre bases sólidas que permiten construir estrategias de largo plazo.

El documento titulado Diez Pilares para el Desarrollo servirá de base al Plan Estratégico que entregará la asociación a quien resulte el presidente electo el próximo 1 de julio, “con el fin de mantener y acelerar el vigoroso compromiso de la banca con el país y con su sociedad”.

Las diez demandas planteadas en el documento incluyen prudencia en la política económica y estabilidad macro; respetar la autonomía del Banco de México.

Además, consideran necesario mantener finanzas públicas sanas, un tipo de cambio flexible y el libre comercio.

La banca comercial demandó también que se mantenga un sistema financiero sólido y con libre competencia.

Como séptimo punto demandaron el respeto a las instituciones, al Estado de Derecho; que se garantice la libertad individual y derechos humanos; así como la igualdad y la justicia social.

En marzo, en el marco de la Convención Nacional Bancaria, los miembros de la ABM escucharon a los seis aspirantes que contendían (en ese entonces), por la Presidencia.

Marzo-abril 2018