Estoy 99.99% segura que en tu trabajo actual, o en pasados, recibiste algún tipo de capacitación. Ya sea por medio de un curso, taller, o hasta una plática informal. Tal vez lo veas como algo obvio o lógico, ya que al entrar a un trabajo, es necesario que se te indique las labores que correspondan al puesto dónde estás, pero la capacitación es algo que puede definir el futuro de la empresa.

Toma la capacitación como una inversión, es necesario invertir de diversos recursos como: personal, tiempo, e incluso en ocasiones, económico. Sin embargo el retorno de la inversión es muy alto.

Al capacitar a tus empleados los estás ayudando a desarrollarse de una manera eficiente, por lo tanto si tienes trabajadores capaces, especialistas es su ámbito, lograr las metas será mucho más fácil.

La capacitación son actividades orientadas a la enseñanza de conocimientos y habilidades para tener empleados capaces.

¿CUÁNDO, CÓMO Y POR QUÉ CAPACITAR?

La necesidad de capacitación nace por la diferencia entre lo que necesitamos saber para realizar una labor y lo que en realidad se sabe.

Para detectar si existe esta necesidad, se requiere una investigación profunda. Esta investigación la podemos hacer por distintos métodos; por medio de observación, realizando encuestas a los involucrados o por medio de entrevista tanto al trabajador como a su jefe para obtener un panorama completo.

Una vez ya con los resultados en mano, podemos definir si las carencias son por falta de conocimientos, habilidades o actitud.

Para que una persona sea completamente apta para un trabajo debe pasar por varias etapas en un entrenamiento adecuado. El trabajador debe de querer, poder y saber cómo hacer su trabajo.

La motivación es un elemento fundamental, es lo que nos impulsa a querer hacer nuestro trabajo. Seguramente en tu trabajo conoces los objetivos, valores, misión y visión, esto con la finalidad de que las metas tanto de la empresa y tuyas como trabajador sean las mismas.

Después, necesitamos saber cómo hacerlo, esto se enseña mediante un entrenamiento. Dicho entrenamiento nos debe de mostrar el proceso paso a paso, explicar que es lo que vamos a necesitar y cualquier especificación.

Por último, para poder desarrollar cada tarea es necesario el adiestramiento, comúnmente este se hace en el área de trabajo, aquí es el último momento donde puede surgir alguna duda y estamos a tiempo de solucionarlo.

Algo que no debemos pasar por alto es quien va a impartir la capacitación, debe ser una persona experta en el área y seguir una guía para cumplir con los objetivos.

Tal vez te ha tocado alguna capacitación algo aburrida o tediosa, pero no siempre tiene que ser así. Por medio de una capacitación puedes ponerte creativo.

Es recomendable utilizar material didáctico que mantenga en interés de las personas que están recibiendo la capacitación, puedes usar películas, actividades, gráficas, manuales; etc…

También puedes hacerlo por medio de cursos, seminarios, conferencias o talleres; es buen momento para ponerse creativo.

TIPOS DE CAPACITACIÓN

Existen dos formas de capacitación:


Capacitación para el trabajo
. Te ayuda a acumular conocimientos, este tipo de capacitación es necesaria para cuando se va a desempeñar una nueva tarea, ya sea en caso de nuevo ingreso, o bien, por promoción dentro de la empresa dónde ahora serás responsable de nuevas actividades.

Capacitación en el trabajo. Aquí se busca un crecimiento, expandir tus conocimientos, todo en base al nivel de ocupación. Por ejemplo, en tu trabajo se va a instalar un nuevo procedimiento, para ello tienes que recibir la capacitación adecuada para integrar este cambio a tus labores.

BENEFICIOS

Existen múltiples beneficios en la implementación de  la capacitación, como por ejemplo:

  • Mejora la actitud ante el trabajo en los trabajadores. El trabajador ya no tendrá temor porque desconoce cómo realizar una actividad, por consecuencia está más seguro en sus labores.
  • Como empresa se obtiene una mayor productividad, debido a que se eliminan tiempos innecesarios, agilizando los procesos.
  • Mejora las relaciones entre patrón – empleados. Una capacitación crea una buena comunicación.
  • Es una opción para ayudarte a postularte a otros puestos. Debido a que ya conoces a la empresa y recibes diversas capacitaciones, cuando surge una nueva vacante, esta se podrá cubrir internamente.
  • Disminuirá la rotación del personal, debido al desarrollo de trabajadores con un sentido de responsabilidad. Una empresa que destina presupuesto a la capacitación, habla de una empresa que se preocupa por mantener en las mejores condiciones a sus empleados.
  • En ocasiones, cuando los trabajadores tienen mucho tiempo trabajando para la empresa surge una sobre confianza, esta puede causar algunos problemas, al mantenerlos capacitados se elimina esta sobre confianza los ayudas estar siempre alerta y en constante actualización.
  • Una mejor toma de decisiones. Es la forma para que el empleado tenga una solución ante cualquier adversidad que se le presente.
  • Cuando una persona deje su trabajo será fácil suplirla, ya que la capacitación es una forma de entrenar sustitutos.
  • Al estar mejor preparado, se disminuyen los riesgos. La capacitación es una forma de protección al trabajador.
  • Empleados competitivos al siempre estar actualizados ante el cambio. Sabemos que constantemente se presentan cambios en la tecnología y con ello la capacitación se vuelve muy necesaria. El mantener a los empleados en constante innovación produce trabajadores perfeccionistas en su trabajo.

Recuerda que la única manera de hacer posible los objetivos de la organización es llevar a cabo una correcta capacitación.

¿Cómo llevan a cabo la capacitación en tu empresa? ¡Déjanos un comentario!

Noviembre-diciembre 2016

Boletín de Noticias