Los brazos electromecánicos son otra forma de barreras vehiculares. Se utilizan para automatizar puertas batientes de una o dos hojas. Es un excelente sistema si se desea automatizar las puertas en instalaciones existentes. El principio es electromecánico integrable a cualquier dispositivo de control de accesos vehicular y peatonal. Además incorpora todos los dispositivos de protección y señalización. Con los brazos electromecánicos podemos automatizar todo tipo de puertas electrónicas de una o dos hojas desde 2,5 metros hasta 7 metros de largo para aplicaciones residenciales e industriales. El sistema electromecánico trabaja perfectamente en condiciones donde hay un alto tráfico de vehículos. A diferencia de los antiguos sistemas hidráulicos, este sistema disminuye los mantenimientos preventivos y los bloqueos por fallas hidráulicas.

VENTAJAS

■ Fácil adaptación para puertas instaladas

■ Velocidad de apertura regulable

■ Sistema electromecánico para trabajo continúo

■ Desbloqueo manual en caso de cortarse la energía

■ Parada suave y fin de carrera mecánico

■ Integración con todos los dispositivos de control de accesos

■ Integración con todos los sistemas de seguridad

APLICACIONES

■ Edificios y conjuntos residenciales

■ Condominios

■ Casas residenciales