Por Pablo Ron Fente

La aerolínea británica British Airways prueba la tecnología biométrica para los procesos de embarque y llegadas en cuatro aeropuertos de Estados Unidos.

Orlando, Los Ángeles, Miami y Nueva York son los aeropuertos donde la compañía aérea está probando sus nuevos accesos biométricos en los que en el Aeropuerto Internacional de Orlando se alcanzan cifras de embarque de 240 pasajeros en diez minutos.

Junto a Greater Orlando Aviation Authority (GOAA), la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE.UU (CBP) y SITA, British Airways, se sitúa como la única aerolínea que utiliza esta nueva tecnología para el embarque de vuelos internacionales.

Si habitualmente el abordaje al avión de 400 pasajeros se realiza en una media de 40 minutos, en el Aeropuerto de los Ángeles y gracias al acceso biométrico, este tiempo se ha visto reducido hasta los 22 minutos para el mismo volumen de clientes.

Con la simple mirada del pasajero a una cámara de alta definición, el sistema de SITA, es capaz de comprobar los datos biométricos con el reconocimiento facial sin necesidad de presentar el pasaporte o la tarjeta de embarque.

En el Aeropuerto de Londres-Heathrow los accesos por sistemas biométricos ya están im-plantados en los vuelos domésticos de la filial de IAG, British Airways, desde la Terminal 5.

En cuanto a los controles de llegada, tanto en Miami como en Nueva York, pruebas biométricas similares están disponibles a la llegada de los vuelos, lo que conlleva unos tiempos inferiores en los procesos de verificación en inmigración.

Mayo-junio 2018