Videovigilancia

Sony ha anunciado recientemente la disponibilidad en toda Europa de su sexta generación de cámaras de seguridad.

Se trata de nueve modelos que incorporan la tecnología Ipela Engine de Sony y que constituyen una nueva familia de soluciones de seguridad, diseñadas para responder a situaciones de contraste elevado y contraluz intenso. Tienen la capacidad de lograr una velocidad de captación de 60 fps, respondiendo además ante luces bajas para las aplicaciones de obtención de imágenes más exigentes en los segmentos medio y alto del mercado de la vídeovigilancia.

Gracias a la nueva y mejorada tecnología View-DR de compensación de rango dinámico amplio, todos los modelos de la serie Ipela Engine ofrecen “excelentes” niveles de detalle, incluso en escenas de contraluz intenso, según resalta la empresa.

La tecnología XDNR de Sony reduce de modo considerable el ruido de imagen. “Estos modelos ofrecen más del doble de sensibilidad ante poca luz con respecto a las anteriores cámaras Sony, gracias al nuevo sensor de imagen Exmor CMOS”, explica la compañía. Por otro lado, la frecuencia de cuadro máxima se duplica de 30 a 60 fps en modelos HD y Full HD, que resultan idóneos para obtener imágenes con la claridad requerida, por ejemplo, en casinos o en soluciones de control del tráfico.

Las cámaras incorporan un sistema de análisis avanzado, además de las funciones de detección inteligente de movimiento, detección de manipulación y reconocimiento facial.

Julio-agosto 2017