El coordinador regional de la Dirección General de Vinculación y Participación Social de la Subsecretaría de Seguridad Pública del Estado, Eliud Velázquez Prado admitió que cada vez más las empresas en la entidad han tenido que aumentar sus presupuestos destinados a seguridad privada o empresarial, mientras que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la Subsecretaría de Prevención del Delito del Estado apoyan a organismos y cámaras empresariales mediante charlas con sus agremiados que ayuden a reforzar su seguridad.

Explicó que ha creado un programa conocido como Replicadores, mediante el cual se capacita en técnicas de reforzamiento de seguridad a las empresas, a consultores de los diversos organismos y cámaras empresariales para que entonces ellos lo den a conocer a sus agremiados.

“La idea es que las empresas puedan verse favorecidas con temas de prevención por parte de las cámaras y de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, este programa tiene aproximadamente lo que va del sexenio, es un programa que inicia con recursos fast y se hacía especialmente en consultoría con universidades como La Ibero, La Salle y lo que se decide es acoger este programa por parte de la Secretaría de Seguridad Pública y llevarlo a las empresas como parte de un subprograma de prevención para que las empresas lo puedan acoger y replicarlo” explicó el funcionario.

Agregó que con el paso del tiempo y cuando algunas de las empresas han sido víctimas de algún delito entonces comienzan a destinar una parte de sus presupuestos para tener mayor seguridad mediante una empresa privada.

“Aproximadamente invierten entre 3 y 5% de su utilidad general. La mayoría de las empresas no designan este punto de decir: vamos a generar un cuerpo de seguridad o de prevención, va sobre la cuestión de los delitos donde se han visto afectadas y hay un punto que genera un contacto con una empresa de seguridad privada, pero la empresa de seguridad privada solamente genera puntos de vigilancia” dijo.

Ante ello, las capacitaciones a los agremiados a las cámaras empresariales van en torno a que las mismas empresas cuenten con mayores puntos de seguridad y control en sus accesos e inventarios para que con ello se combata el robo hormiga, extorsiones o fraudes y que también se proteja a los empleados.

“La extorsión o fraude cambian en diversos gremios, hemos estado trabajando con varios de ellos (gremios), todos han tenido varios eventos de extorsión; la extorsión telefónica es generalizada en todo el estado, la idea es generar el programa para darles medidas específicas”, concluyó.

Mayo-junio 2018