Más de 3,5 millones de personas pasan todos los días por las estaciones de tren en Italia. Garantizar la seguridad pública y gestionar grandes flujos de usuarios es un desafío continuo y el principal objetivo del cuerpo de policía. La ayuda de los sistemas de videovigilancia, junto con pantallas profesionales de supervisión son una herramienta fundamental.

Las estaciones de Bolonia, Florencia, Verona, Génova y Venecia se sometieron a importantes obras de remodelación de la mano de GrandiStazioni Rail y el cuerpo de policía encargado de la seguridad ferroviaria en Italia, Polfer. El programa para mejorar el orden público y la seguridad, integrado en un plan de remodelación más amplio de las estaciones, incluye la instalación de 34 cámaras profesionales de Panasonic.

“La consigna aquí es la prevención. Necesitamos estar a la altura de los tiempos y ser capaces de responder a los nuevos requisitos en materia de seguridad. Los sistemas de videovigilancia nos han ayudado a reducir los robos en un 30%”, explica Armando Nanei, director del servicio Polfer.

En la sala de control de Polfer antes se utilizaba una serie de videowalls basados en una tecnología obsoleta de lámpara de retroproyección. Con la sustitución de estos dispositivos costosos y poco prácticos, Polfer espera reducir el costo total de propiedad y simplificar los procedimientos de mantenimiento y supervisión.

El integrador AVN Sistemi di Torino instaló 34 monitores de borde estrecho TH- 47LFV5W de 47 pulgadas de Panasonic en una configuración estándar de 3×2, con la excepción de Bolonia, cuyo videowall es de 5×2.

“Nos decidimos por Panasonic para responder a varios requisitos fundamentales. El primero es la calidad de imagen. Queríamos un panel IPS con retroiluminación Led, atenuación local, luminancia de 500 cd/m2 y una relación de contraste de 1.400:1. El segundo requisito está relacionado con el ángulo de visión de 178°, tanto horizontal como verticalmente, para garantizar una alta visibilidad en todo momento y reducir la fatiga visual de los trabajadores durante las operaciones de supervisión”, comenta Mauro Destro, de AVN Sistemi.

En la instalación anterior, la disposición de las imágenes era organizada de manera automática directamente por un servidor, lo que dificultaba la gestión de las cámaras de televisión, y el sistema no era nada intuitivo.

Con el nuevo videowall, cada monitor se conecta a un máximo de cuatro cámaras de CCTV y, como resultado, todas las imágenes son gestionadas libremente por el operador, que puede elegir ver en cada monitor de la pared cuatro imágenes combinadas, dos imágenes seleccionadas de las cuatro, una única imagen fija o cuatro imágenes en rotación.

“La idea de sustituir los bloques de retroproyección resulta muy ventajosa, porque las lámparas de los anteriores requerían un mantenimiento frecuente y costoso. Los videowalls de Panasonic que tenemos ahora no requieren ningún tipo de mantenimiento y consumen mucho menos. Como resultado, hemos conseguido un dispositivo que garantiza un funcionamiento ininterrumpido sin apagones imprevistos, además, el mantenimiento y los costos de uso no son demasiado altos”, aclara Emanuele Vittore, director de Informática de Polfer.

“Estamos encantados con que nuestras pantallas proporcionen a la policía herramientas punteras, especialmente para garantizar la seguridad de los pasajeros. La fiabilidad, el funcionamiento ininterrumpido y el bajo consumo de electricidad son factores absolutamente prioritarios en estas áreas”, indica Daniela Karakaci, Product Manager de Panasonic Visual Systems Italia.

Enero-febrero 2018