En América Latina el sector de servicios financieros y el gubernamental son los más afectados por ciberataques, de acuerdo con la empresa de tecnología.

John Stewart, vicepresidente de seguridad de la empresa de tecnología, Cisco, dijo que están apostando fuertemente al negocio de ciberseguridad ya que, dentro de tres años generaría pérdidas por seis trillones de dólares a nivel global.

“El cibercrimen está avanzando a pasos agigantados, es por eso que la empresa está haciendo una gran apuesta al crecimiento de ciberseguridad dentro del portafolio” afirmó.

De acuerdo al reporte financiero de la empresa (que contabiliza los ingresos de Cisco en lo que va del año), el rubro de ciberseguridad representa apenas el cinco por ciento de sus ingresos totales, mientras que el relativo a la infraestructura de plataformas es del 57 por ciento. La facturación total de la empresa en lo que va del año asciende a los 13.7 mil millones de dólares

Al respecto, Stewart dijo que Cisco le dará la misma importancia al tema de seguridad como hasta ahora lo tiene el de infraestructura de plataformas y, abundó que no son temas separados ya que ambos se conectan a través de redes y funcionarán en conjunto para hace más eficientes las operaciones de las empresas.

En el reporte se indica que la región más fuerte en términos de sus ingresos es la de América: Canadá, Estados Unidos y Latinoamérica, al representar el 59 por ciento de su mercado total.  Afectación en Latinoamérica

El reporte de Ciberataque 2018 de América Latina realizado por Cisco, señaló que el sector de servicios financieros así como el gubernamental son los más afectados por ciberataques, ya que el 89 y 91 por ciento de los encuestados pertenecientes a los sectores dijeron esperar algún ciberataque.  Ghassan Dreibi, responsable regional de seguridad de Cisco, precisó que 20 por ciento de las empresas entrevistadas perdió de uno a 2.4 millones de dólares por ciberataques en Latinoamérica.  Los sectores más vulnerables que le siguen en la región son los dedicados a la salud (61 por ciento) y telecomunicaciones (69 por ciento).

“Esto no solo se ve reflejado en los datos que se vulneran, también implica una reducción en los clientes de las empresas”, enfatizó.  Dreibi recomendó que a pesar de que las empresas tienen diferentes necesidades, el promedio de inversión que deberían destinar para combatir esta problemática es del 20 por ciento de los ingresos.

Noviembre-diciembre 2018