Eduardo-Valiente-615x378Mientras que 14 empresas de seguridad privada han sido clausuradas por no cumplir la normatividad; más 270 elementos del Estado de México han sido sancionados por actos de corrupción, entre otros motivos, penalizados con suspensiones, inhabilitaciones, remoción o cese, y otros 12 oficiales afrontan denuncias presentadas ante el Ministerio Público, dio a conocer ayer, Eduardo Valiente, titular de la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

Dijo que en el último tramo que resta de la actual administración, “no habrá desaceleración de operativos policiales, por el contrario, se intensificarán en municipios de mayor incidencia delictiva”.

Se acentuará el despliegue policial en por lo menos 11 municipios mexiquenses que presentan condiciones de incidencia delictiva, sin que por ello se descuide el resto del territorio estatal, dijo al rechazar la versión de empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) respecto a que hay más elementos de seguridad privada que fuerza policial gubernamental.

Eduardo Valiente dijo que se intensificarán operativos policiales en los valles de México y Toluca, específicamente en municipios como Tlalnepantla, Ecatepec, Nezahuacóyotl, Naucalpan, Toluca, Metepec, Lerma, San Mateo, Valle de Chalco, Amecameca y Tultepec, entre otros. Al ser entrevistado, en el marco de la inauguración de la Base de Operaciones Mixtas (BOM) de Naucalpan, especificó que los 12 casos de policías denunciados ante el Ministerio Público se refiere a abusos de autoridad y se continúa el deshaogo del procedimiento ante las instancias correspondientes de la Fiscalía General del Estado de México.

Se continuará con el esquema de combate a la corrupción en la corporación policial, mejorado condiciones para que las instituciones policiales realicen su trabajo de manera oportuna y con los medios adecuados.

Consideró que no hay asignaturas pendientes aun cuando la percepción de seguridad pública en la población demanda mayores esfuerzos.

Estamos trabajando en prevención, investigación y combate al delito, así como en el fortalecimiento de la relación policía –ciudadano y el institucional que tiene que ver con el combate a la corrupción, equipamiento, capacitación, sentido de pertenencia y promoción de ascensos. En la percepción de seguridad, dijo, “sabemos que estamos ganando terreno y ganando confianza porque eso se construye poco a poco, sin embargo, falta mucho por hacer, la misma ciudadanía lo reclama y estamos empeñados en ello”.

Finalmente, referente a los exámenes de control de confianza, el comisionado indicó que para el próximo mes de julio culminará la meta de más de 6 mil evaluaciones periódicas que se realizan cada tres años.

EL SOL DE MÉXICO

Enero-febrero 2017