Seguridad-Publica

Son 93 empresas de seguridad privada las que operan en el estado de Colima con autorización estatal, muchas de las cuales cuentan también con la autorización federal. Toda empresa o prestador de servicios de seguridad privada ya sea persona física o moral que opere en su territorio requiere forzosamente de acuerdo a su normatividad el permiso estatal, independientemente de contar con el permiso federal, de no ser así el estado tiene la facultad para aplicar sanciones.

La normatividad de Colima tiene 5 modalidades establecidas en seguridad privada  la más recientemente integrada es la de: Establecimiento y operación de sistemas y equipos de seguridad; que ha proliferado en los últimos dos años creciendo exponencialmente y donde se incluye instalación y monitoreo de sistemas de alarma, circuito cerrado de vídeovigilancia y control de acceso.

DSC_0721

Por otro lado su normatividad aún no regula exclusivamente el tema de la comercialización, estas empresas no requieren de la autorización estatal pero sí son vigiladas con cautela ya que algunas pretenden eludir la regulación argumentando que únicamente comercializan, por lo que a través de su área de supervisión en coordinación con otras empresas del sector vigilan que éstas no instalen los productos y de ser detectadas son sujetos de una sanción. En el caso de la normatividad para la seguridad interna o propia, es decir que no se comercializa a terceros, la autorización para ellos es optativa no obligatoria pues se trata de un tema de interpretación jurídica ya que la norma dice “podrán” y no “deberán”.

Desde 2013 Colima empezó a implementar evaluaciones de control de confianza para el personal de seguridad privada a través del Centro Estatal de Evaluación  y Control de Confianza de forma gratuita a fin de dar un mayor índice de certeza al cliente y a terceros.

El Lic. Gerardo Serrano Moreno, Director de Seguridad Privada del estado de Colima, al participar en el Foro Internacional de Seguridad Privada comentó que uno de los objetivos es conjuntar a todos los reguladores estatales del país y acercarse al sector empresarial de seguridad privada con el cual hay un sano intercambio de conocimientos, experiencias y con quienes comparten puntos de vista pues los reguladores de seguridad en los estados se encuentran interesados en la creación de una nueva Ley General de Seguridad Privada a nivel nacional, propuesta que desde el año pasado se viene trabajando para generar la homologación de requisitos y procesos regulatorios de seguridad privada.

Julio-agosto 2017