TecnologiaSiempre se tiene miedo acerca de que alguien entre en tu propiedad privada y consiga robar tus objetos más valiosos. Por ello, muchas veces nos informamos sobre diferentes elementos de seguridad cómo cámaras o alarmas.

Sin embargo, se nos olvida que la mayoría de los robos empiezan por la puerta, por lo que es la zona más susceptible de ser manipulada. Es un dato bastante curioso, ya que si tenemos en cuenta que las puertas normalmente son más resistentes que las ventanas, debido a que estas últimas son de vidrio, no tendría sentido, pero probablemente sería hacer más ruido así que esto nos da una señal acerca de los puntos fuertes de la seguridad del hogar.

1. Solidez

Todas las puertas exteriores tienen que ser sólidas y hay que ponerlas a prueba. Esto significa que necesitas una puerta de madera maciza, o al menos una puerta con un núcleo de madera sólida.
Otras opciones respecto a la madera es la fibra de vidrio o de metal, ten en cuenta que si eliges una puerta de metal, asegúrate de que tiene un refuerzo interior y un bloque de bloqueo, para evitar que un ladrón pueda abrir la puerta con una palanca. Las puertas de acero reforzadas son la opción más robusta, pero también requieren más mantenimiento adicional para evitar la oxidación.

2. No tener ventanas

Las ventanas de las puertas permiten que la luz se filtre en su puerta de entrada y se vea bonito, pero también son un riesgo para la seguridad del hogar. Si la ventana se encuentra al alcance de la mano de su bloqueo, es fácil de romper la ventana y desbloquear la puerta desde el interior.
Si va a instalar una nueva puerta, elija una sin ventana, por otro lado, si ya tiene una puerta con ventana tendrás que tomar algunas medidas de seguridad adicionales. Elije vidrio reforzado, y considera la adición de barras decorativas o refuerzo metálico.

3. Instala un cerrojo de seguridad

Dicen que una puerta es tan fuerte cómo su bloqueo, incluso la puerta de acero reforzado más fuerte puede ser neutralizada por una patada si el bloqueo no se extiende lo suficiente en el marco de la puerta. Al elegir un cerrojo de seguridad, debemos fijarnos en las marcas que tienen más nombre en cuanto a seguridad y no elegir el modelo más barato.

4. Protección secundaria

Hablando de cerraduras, incluso se puede instalar un cerrojo de un solo lado, estas cerraduras no tienen acceso con llave al exterior, por lo que sólo se pueden utilizar cuando estás en casa, por lo que son casi imposible de acceder para un ladrón. Estos bloqueos pueden salvarte de un allanamiento de morada peligroso mientras duermes o pasas tiempo con tus seres queridos.

5. Puertas correderas seguras

Los ladrones a menudo piensan que en las puertas corredizas de vidrio como invitaciones, pero hay mucho que puede hacerse para asegurar estos puntos de entrada decorativos.
En primer lugar, asegúrate de que tus puertas están hechas de vidrio reforzado o de plástico (como policarbonato), y el vidrio no es sencillo o delgado. Siempre mantén las puertas de cristal con llave y coloca una espiga de madera o de metal para evitar que las puertas se abran por la fuerza.

Septiembre-octubre 2017