Nota-Tecnologia-y-ElectronicaPor Infobae

Bryony Cole pasa mucho tiempo pensando en el sexo. O, más específicamente, hablando sobre él. Como presentadora del podcast Future of Sex habla con emprendedores de la industria del sexo, expertos, sexólogos y, en ocasiones, visionarios que desean comprender cómo nos irá en los años venideros. En sus entrevistas se muestra inteligente y cautivadora, arrastrando a sus invitados a debates sobre sexualidad de una forma completamente abierta que les deja desarmados. Hasta la fecha ha abordado temas tan dispares como la cultura de las fotos de pollas, las muñecas sexuales con inteligencia artificial y el incremento de la teledildónica, todo ello mientras disecciona las nociones de vergüenza y tabú que con demasiada frecuencia ensombrecen estas conversaciones. Centrándose en una industria que se predice que facturará 20.000 millones de dólares para 2028, nos cuenta que literalmente no existe fin para el alcance de la temática que ella trata. Con catorce podcasts realizados hasta el día de hoy, Briony insiste en que ha encontrado su misión en la vida. Y su actitud hacia el sexo continúa evolucionando rápidamente, al mismo tiempo que lo hacen las nuevas tecnologías como las aplicaciones para ligar, los juguetes sexuales y la realidad virtual (RV).

¿Cómo llegaste a ser presentadora de un podcast sobre sexo?
Me contrataron para crear un think tank para el vodka Absolut en el que entrevisté a 100 personas de todo Estados Unidos haciéndoles preguntas sobre la vida nocturna. Los técnicos con los que hablé estaban en sus garajes experimentando con RV y con cosas muy avanzadas que ahora ya están en el mercado. Me di cuenta de que nadie estaba hablando sobre ello y vi que había una gran brecha en esa conversación. El impacto de la tecnología en nuestras relaciones y nuestra intimidad ya se está haciendo evidente, simplemente por estar en el dormitorio con nuestros iPhones y nuestras pantallas digitales. ¿Qué pasaría si en lugar de ello empezáramos a diseñar esta tecnología específicamente para el sexo? Es algo realmente interesante.

¿Qué es lo que más te llama la atención de todos los avances en el campo de la tecnología sexual?
Para mí, una de las mayores oportunidades es la educación. La RV se ha bautizado como la “máquina de la empatía” y si se aplicara a la educación sexual podría suponer todo un cambio. La educación sexual sigue basándose en material de lo más arcaico e irrelevante y no se ha actualizado en décadas. Los descubrimientos del estudio La Trobe de 2015, el estudio más exhaustivo sobre educación sexual en Australia, revelaron que el 50 por ciento de los críos opina que la educación sexual es completamente irrelevante. Rara vez llega a tener en cuenta las relaciones entre personas del mismo sexo. Es de locos. Creo que cuando nuestra actitud esté a la altura, el potencial de la RV ―que es realmente interesante además de envolvente― podría ser increíble.

 Si se empoderara a los críos con una educación adecuada, ¿qué repercusión tendría?

Su utilidad no solo se limitaría a los niños. Hay una universidad en Georgia que está practicando también el consentimiento con mujeres de color en edad universitaria. La idea es que utilicen la RV para entrar en un club donde aprenden a decir que no y a identificar los comportamientos de riesgo. En lugar de limitarse a mostrar una terrorífica diapositiva de una ETS a los estudiantes, la tecnología (incluyendo la RV y la realidad aumentada) ayudará a la gente a adentrarse en situaciones de la vida real.

Junto con estos avances, parece que hay actualmente más mujeres en la industria sexual que nunca.
La idea general del empoderamiento femenino es sumamente importante y estoy conociendo a muchas mujeres que están fundando sus propias compañías de tecnología sexual. Cuando llegué a Nueva York conocí a Cindy Gallop (de Make Love Not Porn) y a decenas de otras mujeres que estaban lanzando productos relacionados con la salud sexual y el placer femeninos. Durante demasiado tiempo esto ha estado dominado por los hombres y se ha caracterizado por juguetes baratos fabricados en China. Ahora las mujeres se están colocando al mando de estos productos que están diseñados para ellas y los están creando desde un punto de vista tanto femenino como para parejas. La tecnología sexual para parejas y su uso para mantener unida a la gente también es un mercado por explotar.

¿Cuáles son algunos de los productos físicos que se están desarrollando?
El invento más loco es el de unos trajes que llevan sensores incorporados y que hacen que te sientas como si estuvieras con otra persona. También está la teledildónica, que desarrolla juguetes sexuales controlados a distancia que una pareja o una estrella del porno pueden controlar para ti. Y también está ese tercer espacio que se está creando y que no existía antes: por supuesto que existe el sexo físico y también mirar una pantalla, pero nos dirigimos a un lugar intermedio. Gracias a la tecnología podremos notar sensaciones físicas controladas por alguien a través de internet. Pero este pensamiento conlleva un montón de preguntas de carácter ético como por ejemplo cómo serán las relaciones futuras y cómo se incrementa el riesgo de engaño a la pareja.

Por supuesto, se trata de fronteras nuevas y todavía no tenemos libros de normas.
Es cierto. También hay cierta especulación sobre si seremos capaces de mantener relaciones enteras en RV sin ver jamás físicamente a la otra persona. Podrías conocer a alguien en el mundo virtual y tener una cita virtual para ir al cine. En realidad estarías sentada en el sofá con los auriculares puestos, pero virtualmente estarías cogiendo la mano a tu pareja en un mundo virtual, experimentando tu primer beso y finalmente rompiendo la relación en realidad virtual.

Es increíble.
Como alternativa, también se está trabajando mucho para crear muñecas reales con personalidad y que podrán hablar contigo y recordar cosas como tus platos favoritos además de ser capaces de percibir cuando estás dentro o fuera. De este modo la tecnología cambiará nuestra idea de compañía.

¿Y de cuánto tiempo estamos hablando?
Esta tecnología está avanzando muy rápido. El índice de innovación es exponencial, cada mes se duplica. La gente más joven está muy acostumbrada a la tecnología y eso llegará a ser la norma. Llegará un momento en un futuro no muy lejano en que no habrá escándalos sexuales de las celebridades. Ni siquiera será noticia, porque todo el mundo tendrá una huella digital única y eso se volverá aceptable y normal. Ahora mismo vivimos en tensión entre esas dos épocas.

¿Quién financia todas estas innovaciones?
En muchos casos es el porno el que financia las innovaciones, ahí es donde está el dinero. Más allá de eso, sigue habiendo problemas aparentes de carácter moral y problemas reales como la dificultad de llegar a los clientes debido a los bloqueos de anuncios en Facebook, etc. Seguimos esperando que cambie la actitud de la sociedad. Dicho esto, la Agencia de Inteligencia JWT informó de que 2017 es el año del #vaginaomics, porque nunca antes había habido tantos productos en el mercado ideados para la salud y el placer sexuales de las mujeres. Son noticias fantásticas y un signo claro de que se están haciendo progresos.

Mayo-junio 2017