AeropuertoAustralia se colocó en el centro del combate al terrorismo en la aviación al efectuar la detención de cuatro hombres a quienes las autoridades relacionaron con un plan para introducir una bomba en un vuelo comercial de ese país.

El arresto fue resultado de un operativo “masivo” conjunto entre las diferentes fuerzas de seguridad de Australia, según informó su primer ministro, Malcolm Turnbull.

Turnbull se congratuló por el trabajo de inteligencia efectuado por el equipo conjunto de contraterrorismo y afirmó que se aseguraron una gran cantidad de materiales (presumiblemente para producir bombas caseras) que pertenecían a los implicados.

Asimismo, la Policía Federal Australiana destacó que el plan tuvo “inspiración islámica”, es decir, que el modus operandi de los detenidos se asemeja al de grupos radicales islámicos, aunque no dio detalles sobre algún grupo terrorista a quien adjudicar el complot.

No obstante, señaló que la sofisticación en el accionar de los involucrados indica que el frustrado ataque pudo haber sido coordinado desde el extranjero, lo que representa un nuevo nivel de alerta pues se diferencia de la principal amenaza que las autoridades habían identificado anteriormente, ejercida por parte de atacantes solitarios.

“A la luz de estos hechos, es muy importante que todos en Australia permanezcan vigilantes”, declaró Michael Keenan, ministro australiano de Justicia.

ENDURECERÍAN VIGILANCIA

Peter Dutton, ministro de Inmigración y Protección Fronteriza, dijo a reporteros que las inspecciones de seguridad en los aeropuertos australianos podrían prolongarse indefinidamente.

“Puede que tengamos que revisar los protocolos de seguridad en nuestros aeropuertos, particularmente las terminales nacionales, por algún tiempo”, señaló el funcionario.

Asimismo, una nota de la agencia Reuters señaló que las principales aerolíneas y terminales fueron instruidas a incrementar las revisiones de equipaje documentado, con lo que algunos usuarios experimentaron largas filas en los mostradores de registro.

Recordemos que en mayo pasado, Australia impuso revisiones de seguridad extensas en busca de explosivos a todos los pasajeros de vuelos con destino a esa nación y provenientes de los aeropuertos de Dubái, Doha y Abu Dabi.

Septiembre-octubre 2017