Según la Semov, el equipo ha inhibido la comisión de delitos, pero señala que es necesario que se levanten las denuncias

Ecatepec, Méx.— De las 60 mil unidades de transporte público colectivo que operan en el Estado de México, casi10% cuenta con equipos de videocámaras localizadores satelitales en un intento por inhibir los atracos a pasajeros o el robo de vehículos, aunque en el 90% restante, los asaltos, linchamientos o asesinatos de presuntos delincuentes se mantienen sin que quede registro de ello.

José Carlos González, titular del Centro de Monitoreo de la Secretaría de Movilidad (Semov), reconoció que aun cuando se registren las imágenes de los delitos a bordo de los automotores concesionados, si no hay denuncia ante las autoridades ministeriales, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) no podrá iniciar la investigación del caso.

“Muchos no nos ayudan a hacer la denuncia, pasa el delito y no denuncian. Con el hecho de tener esto instalado nosotros podríamos tener un récord de los delitos que se van dando o de la incidencia delictiva en las unidades”, esta información se le entregaría a las instituciones que les corresponde contabilizarlos, comentó.

La Semov calcula que son 5 mil las unidades que tienen instalados equipos de cámaras y localizadores satelitales, principalmente autobuses, vagonetas y micros.

“Las mismas empresas han apuntado a esta tecnología, una de las cuales indicó que se redujeron los asaltos en Toluca; en un año sólo hubo dos asaltos y no tanto porque la tecnología haya dado resultados, sino —en el caso de robos— los ha inhibido. El hecho de las cámaras y del tamaño que estamos sugiriendo que se deben instalar inhibe también los asaltos y los delitos en el transporte”, dijo.

Las autoridades prevén que para el próximo año, el total de las unidades colectivas de transporte en el Estado de México cuenten con las cámaras de videovigilancia y localizadores satelitales, con lo que se tendría un mayor control de su operación.

En una primera instancia serán los vehículos colectivos los que tendrán que instalar ese tipo de tecnología y luego serían los taxis los que deberán contar con localizadores satelitales.

Hasta ahora son 150 vehículos los que disponen de rastreadores satelitales en la entidad mexiquense, que forman parte del sistema Tapp Taxi, que ofrece el servicio a través de una aplicación en los teléfonos móviles.

González Cerecedo explicó que los concesionarios se han interesado en colocar tecnología en sus vehículos para garantizar la seguridad a los usuarios y sus unidades.

El equipo consta de tres cámaras y un localizador satelital; cuesta de 7 mil a 8 mil pesos y no es oneroso si se consideran los beneficios, dijo.

Más víctimas. Tres usuarios del transporte público resultaron lesionados ayer en Tlalnepantla durante un asalto en un autobús de la línea Ammosa que circulaba por Periférico Norte, hacia Cuautitlán Izcalli, en su cruce con calle Mariano Escobedo, a la altura del fraccionamiento Los Pirules.

Autoridades locales informaron que un sujeto abordó el autobús a la altura de Mundo E y amagó a los usuarios con arma blanca, hirió a tres pasajeros y se dio a la fuga.

Mencionaron que los hechos ocurrieron cerca de las 7:00 horas de ayer y paramédicos de Protección Civil municipal atendieron a tres personas, dos de ellas fueron trasladadas a hospitales con heridas de arma blanca y una se retiró por sus propios medios.

El Universal

Noviembre-diciembre 2016