Nota-Banca-y-FinanzasPor Claudia Juárez

La Línea 7 del Metrobús será una realidad, afirmó Jesús Padilla Zenteno, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Ciudad de México.

Dijo que el sector empresarial confía que llegue a buen puerto el diferendo que hay con el Poder Judicial para impulsar la movilidad y competitividad de la capital y recordó que, según datos del gobierno local, diariamente se pierden 2.5 millones de pesos por el retraso de la obra.

Mencionó que están listos para seguir trabajando una vez que se resuelva el conflicto, incluso hay camiones con material varados en Veracruz en espera de poder llegar a la Ciudad de México.

El líder patronal expuso que los grupos que se oponen a la obra están mal informados y por tanto, desorientan al resto de la ciudadanía, porque de ningún modo el nuevo Metrobús generaría más contaminación.

Explicó que el diesel que se utilizaría para la circulación del transporte será importado de los Estados Unidos, por lo que no generará costos extras ni mayor cantidad de emisiones contaminantes.

La Ciudad de México, aseguró Padilla Zenteno, requiere contar con transporte masivo y eficiente y el Metrobús es una buena opción ante la saturación vehicular. “Esta ciudad tiene que desarrollarse y tenemos que apostarle al transporte masivo porque padecemos una saturación vehicular que provoca pérdidas de más de 33 millones de horas-hombre por tránsito vehicular. Si no apostamos por transporte público de calidad seguiremos utilizando el automóvil particular”.

Al día de hoy, las pérdidas por el retraso de la construcción de la Línea 7 ascienden a 45 millones de pesos.

Después de que el Instituto Nacional de Antropología e Historia informó que la avenida Paseo de la Reforma está catalogada como monumento histórico, el pasado 12 de junio, el juez octavo de Distrito en Materia Administrativa, Fernando Silva García, ordenó suspender la obra de la línea.

NAICM

En tanto, en el marco de una reunión con miembros del Centro Empresarial Coparmex CDMX, Federico Patiño, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), aseguró a los empresarios que los trabajos del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) van en tiempo, por lo que la obra cumplirá con el calendario establecido.

“El nuevo puerto aéreo constituye una nueva oportunidad de desarrollo económico y social para los municipios de Nezahualcóyotl, Texcoco, San Mateo Atenco, Chimalhuacán y Ecatepec, que equilibrará la zona oriente del Valle de México con la poniente”, detalló.

El director general del GACM reiteró que el nuevo aeropuerto generará más de 160,000 empleos y se estima que serán más de 450,000 al llegar a su máxima operación, lo que detonará la competitividad de la zona oriente del Valle de México, ya que por cada millón de pasajeros que utilicen la nueva infraestructura, se generarán 1,000 empleos directos y 3,000 indirectos.

Mayo-junio 2017