Nota-Seguridad-Privada

Por Elena Domínguez

Elementos de corporaciones de seguridad privada coincidieron en que no tienen inconveniente con que se les apliquen pruebas de control de confianza pues para ingresar a la empresa donde laboran, les realizaron antidopping y con regularidad se constata su domicilio y estatus como trabajadores.

El jueves pasado el Congreso del estado aprobó cambios a la Ley de Seguridad Privada para que los elementos adscritos a estas corporaciones presenten pruebas de control de confianza, mismas que tiene un costo de 4 mil 435 pesos por cada una.

De acuerdo con el padrón de corporaciones privadas, en Puebla hay un total de 165 registros; asimismo, el Gobierno del Estado da a conocer la razón social de ocho empresas canceladas y tres sancionadas en la entidad.

Jorge Munive Martínez trabaja para una empresa privada y señaló que sólo las empresas irregulares no tienen filtros de confianza para sus trabajadores, son los que en su mayoría ofrecen salarios exorbitantes pero no los hacen efectivos ni ofrecen esquemas de asistencia social.  

“Ya nos la aplicaban, esa ley ya entró desde el año pasado, desde que yo entré ya me la aplicaron. A otras no porque no están certificadas, hay miles de empresas de seguridad privada que trabajan por debajo del agua, sin pagar lo que corresponde, pero todas las que están certificadas ya vienen con estos estatutos, cada tres meses nos meten a hacer antidopping, corroboran el domicilio del guardia, antecedentes penales, es orden de la secretaría”, afirmó.   

Otros guardias cuestionados por este medio de comunicación sostuvieron que para tener más control en las agencias y la gente se sienta más segura, sí es necesario aplicar las pruebas de confianza, en tanto el costo no lo absorban los empleados.

Con base en los procedimientos de la Ley de Seguridad Privada, los representantes de las corporaciones deberán presentar en los primeros cinco días hábiles de cada mes los formatos con el informe mensual, informando a la autoridad tanto las altas como las bajas de personal, servicios o armamento.

Mayo-junio 2017