Kaspersky Lab calcula que un problema con la infraestructura TI de terceros llega hasta los 150.000 euros de coste medio.

La ciberseguridad supone un reto para las compañías en plena transformación digital.

Según datos aportados por Kaspersky Lab, el coste medio por brecha es de 102.000 euros para las pymes y de 1,05 millones de euros para las empresas grandes. Esto quiere decir que el coste va en aumentado. Se ha incrementado un 36 % en los últimos doce meses para las empresas pequeñas y medianas y un 24 %, respecto a la cifra de 2017, para las otras, las de gran tamaño.

El peligro puede venir, por ejemplo, asociado al cloud computing y el movimiento de datos en un momento en el que el 33 % de las pymes y el 45 % de las grandes empresas a nivel mundial están usando más la nube híbrida o planean hacerlo durante el próximo año.

“Dos de cada tres de los incidentes de ciberseguridad más costosos que afectan a pymes están relacionados con la nube”, desvela Kaspersky Lab. Así, un problema con la infraestructura TI de terceros llega a los 150.000 euros de coste medio.

Mientras tanto, las brechas en protección de datos suponen de media 1,4 millones de euros para las empresas más grandes. Cerca se quedan los incidentes de infraestructura de terceros, con 1,2 millones de euros.

La parte positiva es que también se incrementa el gasto en ciberseguridad. En el último año, las organizaciones más pequeñas han mejorado sus presupuestos desde los 2.000 a los 3.300 euros. Por su parte, las grandes dedicarán a seguridad durante este 2018 unos 7,5 millones de euros, que es casi un tercio del presupuesto de TI que manejan.

“Una de las razones clave detrás de esta inversión adicional en seguridad TI es la mayor complejidad de la infraestructura de TI, a medida que las empresas adoptan plataformas cloud con más frecuencia”, explican desde Kaspersky Lab, “junto con el propósito de ayudar a mejorar el nivel de experiencia en seguridad especializada”.

Mayo-junio 2018