La Diputación Provincial organiza una jornada técnica sobre el uso de las aeronaves no tripuladas para la búsqueda de desaparecidos en zonas de difícil acceso.

El uso de aeronaves no tripuladas para la localización de personas desaparecidas en entornos periurbanos, montes, bosques o áreas naturales de difícil acceso es el objeto que tiene la jornada técnica que la Diputación Provincial ha organizado el 12 de diciembre en Chañe. El seminario está dirigido a componentes de cuerpos que intervienen en situaciones de emergencia como herramienta útil para lograr una búsqueda rápida y efectiva.

Y es que uno de los usos que más se está expandiendo en el sector de los drones es su utilización en situaciones de emergencias. A diferencia de los medios tradicionales (como son los helicópteros), estos aparatos se mueven de manera mucho más flexible, llegan a lugares prácticamente inaccesibles, se desplazan fácilmente por terrenos irregulares gracias a su gran estabilidad y ofrecen imágenes en alta definición que permiten localizar a las víctimas acortando los tiempos de actuación y respuesta.

La jornada, que impartirán representantes de la empresa Aerocámaras y que será inaugurada por el Presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, incluye un apartado sobre legislación en materia de emergencias y seguridad, el uso de drones en emergencias y seguridad y la presentación del dron con mayor autonomía del mundo, capaz de sobrevolar una zona durante siete horas sin tomar tierra. Posteriormente, los asistentes al curso se desplazarán a un pinar de Chañe donde se realizará “in situ” una demostración práctica sobre el manejo y las posibilidades de utilizar estas máquinas en áreas boscosas para el rescate de personas.

Los drones que se exhiben en el curso están dotados de cámaras termográficas y de visión nocturna, lo que facilita las labores de búsqueda y rescate, ya que pueden detectar en muy poco tiempo a personas desaparecidas en grandes áreas.

Otro de los aspectos que más se está desarrollando y que se mostrará es el del apoyo en labores de transporte de todo tipo de mercancías de emergencias como botiquines, mapas, flotadores o herramientas para dar apoyo. Las aeronaves pueden transportarlas y trasladarlas a lugares poco accesibles para ayudar a los supervivientes de cualquier situación que se haya producido hasta que puedan llegar los equipos de emergencia.

Gracias a la versatilidad de los drones hoy en día también se pueden emplear para coordinar operaciones de rescate o para evaluar una situación de emergencia y así evitar poner en riesgo vidas humanas; por ejemplo, en el caso de un incendio se puede enviar un dron para valorar las zonas más afectadas y determinar el lugar más seguro para acceder.

Noviembre-diciembre 2018