La compañía de origen español ha diseñado el Cristóbal, un modelo con 17 asistentes al conductor que acerca al objetivo de cero muertes en carretera.

El reto del sector del automóvil en materia de innovación es doble. No sólo se trata de mejorar año tras año la seguridad y el confort con los últimos adelantos tecnológicos, sino también de adaptarse a una nueva realidad en la que la fabricación de vehículos comparte protagonista con el desafío que supone la movilidad moderna.

Conscientes de ello, en Seat presumen de su portentoso caudal innovador. “Somos la compañía industrial en España que más invierte en investigación y la cuarta en inversión en esta materia del país”, destaca Matthias Rabe, vicepresidente de I+D de la compañía. En 2017, Seat destinó de forma directa 464 millones de euros a la investigación y desarrollo, “lo que representan el 3% del gasto total en I+D en España”, continúa Rabe.

Pero pese al doble desafío mencionado, las prioridades de la compañía de origen español son claras. “El coche sigue siendo el núcleo de nuestro negocio”, asegura Rabe. Así se justifica el despliegue innovativo en la producción de vehículos. “La compañía está en un momento de transformación en el que está adaptando todos los procesos al entorno digital con las tecnologías más disruptivas del mercado. De esta manera, estamos entrando en la Industria 4.0 con la incorporación en los procesos productivos de la inteligencia artificial, la realidad virtual, robots y el big data para revolucionar la producción y el diseño de vehículos”.

En 2017, Seat destinó 464 millones de euros a I+D, lo que supuso el 3% del gasto en innovación de toda España

El extremo de la innovación en seguridad dentro de la compañía de Martorell es su modelo “ángel de la guarda”, el Cristóbal, que cuenta con 17 asistentes. Seat aspira que tres de ellos formen parte de los próximos modelos de vehículo: Exit-Assistant, un sensor para la detección de motos o coches al abrir la puerta; Display-Mirror, un retrovisor que elimina los ángulos muertos; y Advanced ACC, que permite adaptar automáticamente la velocidad al límite permitido por la vía en la que se transita.En cuanto al confort, la apuesta principal de Seat tiene que ver con la conectividad, debido a la juventud de su público objetivo. “Nuestro cliente tiene la edad media más baja del mercado, y por eso ponemos un gran foco en las prestaciones de conectividad del vehículo”. En este contexto , la compañía ha colaborado con Amazon para ser el primer fabricante automovilístico en Europa en integrar Alexa, el asistente de voz interactivo creado por el gigante tecnológico, además del sistema de navegación Waze y el servicio de reconocimiento de canciones Shazam.

En España, la funcionalidad de Alexa dentro de los vehículos Seat llegó a principios de noviembre, después de que los usuarios en Reino Unido y Alemania ya la hubieran experimentado. Su tecnología permite la simplificación de acciones al volante como controlar la música, realizar llamadas o comprobar el estado del tiempo. Por ello, la integración de Alexa refuerza la seguridad en el vehículo, ya que las distracciones del conductor son menores. “Simplifica el acceso a ciertas características de la manera más segura”, aseguró Luca de Meo, presidente de Seat, en su presentación.

Aunque la fabricación sigue siendo su razón de ser, comienza a explorar servicios de movilidad

Por la vertiente de la movilidad, Seat ya ha comenzado a dar pasos. “En 2017 creamos Metropolis:Lab Barcelona para investigar y desarrollar soluciones de movilidad urbana”. En su seno han puesto en marcha varios proyectos, dos de los cuales han sido presentados recientemente: “Bus On Demand, que busca mejorar la eficacia del transporte público con un servicio adaptado a las demandas de los usuarios, adaptando la frecuencia de paso de los autobuses, y una app para compartir trayecto, uniendo a usuarios de las mismas zonas que utilizan el vehículo habitualmente para ir a su lugar de trabajo. Ambos proyectos comienzan ahora una fase piloto con el objetivo de poder ofrecerlos para un uso más amplio próximamente”. La filial XMOBA llevará a cabo la implantación y comercialización de ambos servicios.

Con la mente puesta en que el futuro pasa por el coche cero emisiones y el vehículo autónomo, Seat ha preparado una hoja de ruta muy específica. “Estamos en la mayor ofensiva de producto de nuestra historia, con la presentación de nuevos modelos cada seis meses que finalizará con el lanzamiento en 2020 del modelo eléctrico”, avanza el vicepresidente de I+D de la compañía.

Para llegar al coche totalmente autónomo también se trata de recorrer otro camino. “En los próximos diez años el sector vivirá una revolución sin precedentes, con innovaciones como la electrificación, la digitalización, los nuevos servicios de movilidad y el coche conectado, así como el coche autónomo. Se trata, sin duda alguna, de un cambio de paradigma en el que medir el éxito en base al número de coches producidos y matriculados quedará obsoleto”, asegura Rabe, que sin embargo recuerda que la llegada de estos vehículos será escalonada, porque “ya existen funcionalidades autónomas”.

Noviembre-diciembre 2018