Nota-CiberseguridadPor Diario Puntual

Boquiabiertos se quedaron los asistentes a la “International One Conference 2017”, un evento sobre ciberseguridad que organiza el Centro de Ciberseguridad Nacional de Holanda (NSNC) hace solo unos días con Reuben Paul. Este niño de 11 años, fundador y CEO de CyberShaolin, demostró a los asistentes cómo consiguió hackear un simple osito de peluche conectado a internet.

“De los aviones a los automóviles, de los teléfonos inteligentes a las casas inteligentes, cualquier cosa o cualquier juguete puede ser parte del Internet de las Cosas (IoT)”, advirtió el joven en La Haya ante los asistentes al evento el pasado 15 de mayo, insistiendo en la necesidad de protegerse ante los robos de información privada, como contraseñas, o de vigilancia remota para espiar a los niños a través de cualquier juguete inteligente.

Para demostrar, tal y como recoge “The Guardian”, desplegó a su osito de peluche, que se conecta a la nube a través de wifi y Bluetooth para recibir y transmitir mensajes. Conectó a su portátil el dispositivo “Raspberry Pi” -un pequeño ordenador de tamaño de tarjeta de crédito- y entonces empezó a escanear los dispositivos Bluetooth disponibles en la sala. “Para asombro de todos, descargó docenas de números, incluyendo algunos de los altos funcionario “, explica el diario. A continuación, gracias al lenguaje de programación Python, el niño utilizó los dispositivos para que su peluche encendiera las luces de la sala y grabase audios.

Todos estos conocimientos los ha ido desarrollando desde que tenía 8 años. Desde entonces, compagina sus estudios en una escuela en Austin (Texas) con su pasión sobre la ciberseguridad. Por eso, una vez que termina las clases, se convierte en un “ciberninja”.

Según NSNC, Reuben es una de los jóvenes promesas en ciberseguridad. Cuando los niños de todo el mundo comenzaron a escribirle, preguntándole si podía enseñarles lo que está aprendiendo, con la ayuda de sus padres y líderes de la industria, Reuben fundó CyberShaolin. Se trata de una organización sin fines de lucro con la misión de educar, equipar y empoderar a los niños con el conocimiento de los peligros de la seguridad cibernética y las defensas, utilizando videos y juegos.

De momento, Reuben seguirá compartiendo su conocimiento y enseñando a otros niños todos lo que sabe de ciberseguridad pero en un futuro su objetivo es estudiar en entidades como el MIT o el Instituto de Tecnología de California (CalTech).

Mayo-junio 2017