Nota-Seguridad-Privada

Por Terra

Los empresarios utilizan hasta 10 por ciento de sus gastos en servicios de seguridad privada, debido al aumento de extorsiones y secuestros, aseguró la representante de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), María Eugenia Santamaría.

Como portadora de la voz de los empresarios dedicados a proporcionar servicios de seguridad privada, Santamaría puso en la mesa de discusión las reformas que se promueven en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y los temas de balizamiento, los retenes y la capacitación.

Solicitó que no se realice el balizamiento o rotulación de los vehículos de los escoltas privados, porque al visibilizarse el servicio se identifica de inmediato a las unidades utilizadas para ese concepto, lo que pone a los clientes a merced de la delincuencia organizada.

Durante la reunión que sostuvieron con el presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la ALDF, José Gonzalo Espina Miranda, la representante de los empresarios propuso que en lugar de rotular se ponga un holograma poco visible que se pueda detectar electrónicamente.

Al referirse a los retenes, sostuvo que deben ser muy claros para no caer en la sobreregulación, porque se detiene a escoltas que vienen de otros estados y se les remite ante el Ministerio Público, pese a que están plenamente registrados, tanto ellos como las armas que portan.

Santamaría aseguró que lo anterior pone en grave riesgo a los clientes, porque los dejan sin automóviles y sin resguardo, lo que ha provocado que empresarios que pensaban invertir en la Ciudad de México se vayan a otro lado.

En materia de capacitación, los empresarios de la seguridad privada solicitan que no se tome como única referencia a la Academia de Policía de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, porque a su parecer ello no garantiza que los elementos estén bien capacitados.

Sostuvieron que las empresas profesionales en materia de seguridad capacitan a sus elementos incluso en países como Israel, pero se les exige que tomen cursos en la Academia de Policía, lo que consideró ridículo, dada la deficiencia con que en su opinión se prepara a los uniformados mexicanos.

De acuerdo con la portavoz de los empresarios, el reglamento que el gobierno capitalino puso en marcha el año pasado para regular la actividad de las empresas de seguridad privada, lejos de detener el crecimiento de las que son irregulares lo ha incrementado porque tienen costos muy bajos.

A su vez, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Asamblea Legislativa, el panista Espina Miranda, declaró que van contra las empresas “patito” de seguridad privada.

Consideró que dichas organizaciones han proliferado sin control, sin cumplir con los requisitos de ley ni la capacitación adecuada, ante la necesidad de seguridad de los empresarios por los altos índices de delincuencia.

Mayo-junio 2017