Tulancingo, Hidalgo.-  De ciento veintiún empresas de seguridad privada identificadas en Hidalgo, solo cuarenta y ocho tienen autorización de la Secretaría de Seguridad Pública estatal para realizar sus funciones.

Treinta y uno se encuentran en trámites para conseguir la certificación y 29 han sido sancionadas por no cumplir los requisitos establecidos por la ley.
Asimismo, la dependencia estatal informó que 13 empresas “patito” han sido dadas de baja.
De acuerdo con el artículo 10 de la Ley de Seguridad Privada con que cuenta el gobierno de Hidalgo, para prestar servicios de seguridad privada se requiere de autorización otorgada por la SSPH, previo al cumplimiento de requisitos, siempre y cuando no se ponga en riesgo el interés público.

Ante esta normativa, únicamente 48 empresas cumplen con lo establecido.
Entre los requisitos, se informó, los custodios deben aprobar exámenes de control y confianza impartidos por el Instituto de Formación Profesional (IFP), que los avalen como plenamente capacitados para brindar seguridad a la población.

En caso contrario, en lugar de brindar apoyo, los elementos que forman parte de empresas “patito” no tienen pleno conocimiento de cómo actuar ante una situación de riesgo, lo que vulnera la seguridad pública.

Trascendió que mil 312 elementos de seguridad privada prestan sus servicios en la entidad.

Mayo-junio 2018