Por El Semanario

Ciudad de México.- Los delitos cibernéticos van al alza y en 2017 ataques con WannaCry y NotPetya fueron de los más famosos, porque lograron someter a miles de usuarios y obligarlos a pagar un rescate por su información, pero en realidad hay miles de amenazas diarias circulando en la red a la espera de encontrar un espacio vulnerable para atacar.

Datos como los que revela el reporte denominado Panorama Global de Amenazas, realizado por la consultora ciberseguridad Fortinet, afirma que “79 por ciento de las compañías sufrieron ataques severos en el tercer trimestre del año” y se detectaron más de “14 mil variantes de malware únicas de  dos mil 646 familias distintas y 245 botnets, sumado a las 145 vulnerabilidades diarias”.

Una cifra alarmante en todos los sentidos, que da una perspectiva más real de lo que sucede en la red en temas de ciberseguridad y de la necesidad primordial de actuar de manera responsable para evitar ser víctima de estos ataques.

Por su parte la consultora de seguridad Kaspersky señaló que sus expertos detectaron diariamente la presencia de más de 300 mil archivos maliciosos durante 2017, lo que significó un aumento de 11.5 por ciento respecto a 2016, según información que retoma Notimex.

Pero además hubo avances en otras modalidades, como lo señala David Ramírez director de Fortinet México, quien asegura que “el malware reconocido como Mirai fue la primera botnet programada para hacer un servicio con dispositivos de Internet de las Cosas (IoT)”.

Esto te puede interesar: Diciembre es el mes más propicio para robo de información en empresas

Mexicanos se especializan en seguridad cibernética

Bajo estas necesidades y urgencias por reforzar los mecanismos de protección en materia de ciberseguridad, en México ya se están formando grupos de profesionistas expertos en estos temas, para que las empresas puedan contar con personalidad capacitado para enfrentar estas amenazas crecientes.

En especial, en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), que “busca promover la formación de cuadros de especialistas con capacidad para contribuir en la solución de problemáticas de seguridad informática al interior de las instituciones gubernamentales y de las empresas privadas”, dijo la institución.

Esto a través de programas de estudio de seguridad informática que forma a los profesionistas con herramientas avanzadas para responder a las necesidades del mercado, por lo que México ya tendrá una base para actuar antes los ataques cibernéticos.

Así, Gabriel Sánchez Pérez de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Culhuacán, señaló que algunos alumnos de estos programas de ciberseguridad participarán en los procesos electorales del 2018 para demostrar su talento en situaciones complejas y trascendentales para el país.

“Este tipo de proyectos son un escaparate para que la institución sea reconocida y atraiga recursos para infraestructura y para apoyar a los estudiantes”, expresó el académico, al tiempo que pidió a las empresas emplear a estos profesionales en materia de ciberseguridad, en lugar de comprar sistemas y asesorías en el extranjero.

Noviembre-diciembre 2017