Salud-y-CulturaPor Xataka Ciencia

Una dificultad para caminar causada por parálisis cerebral, la llamada marcha agachada, ha sido superada en niños gracias a una prótesis desarrollada por un equipo de científicos de la Universidad del Norte Arizona.

Exoesqueleto

La prótesis es un exoesqueleto que ha permitido que todos los niños que lo han probado hayan sido capaces de andar sin ayuda externa, y un 78% lo ha logrado el primer día.

Los resultados obtenidos son una prueba más de la efectividad de las prótesis externas para mejorar la motricidad de las personas discapacitadas. La prótesis cambia la postura de los niños mediante ráfagas de extensión de las rodillas durante la caminata, así, los músculos extensores de esta parte del cuerpo se mantienen activos mientras llevan acoplado el aparato.

La investigación sobre este nuevo dispositivo ha sido publicada en la revista Science Translational Medicine.

En España, aproximadamente 120.000 personas sufren parálisis cerebral. Este trastorno (provocado por lesiones cerebrales entre el periodo fetal y los 3 años) es la causa más frecuente de discapacidad motora en la infancia, y en numerosas ocasiones impide caminar.

Julio-agosto 2017