• Latin NCAP y el BID lanzan #ExijoAutoSeguro, una campaña para alertar e informar a los ciudadanos de México y Colombia de la poca seguridad de los vehículos más vendidos en su país.

exijoautoseguro-infografia-1-211x300Latin NCAP, el Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) lanzan #ExijoAutoSeguro, una campaña para alertar e informar a los ciudadanos de México y Colombia de la poca seguridad de los vehículos más vendidos en su país.

La campaña busca, por un lado, informar y sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de tener la seguridad vehicular como una prioridad a la hora de comprar un vehículo nuevo y, por otro, hacer una llamada a la acción para que los ciudadanos exijan a gobiernos y empresas automovilísticas que retiren del mercado los autos que ponen en riesgo sus vidas.

Hoy muchas empresas fabricantes se aprovechan de la debilidad normativa de algunos países de América Latina y el Caribe para producir autos con dos estándares diferentes: seguros para exportar a Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia y Europa e inseguros para vender en América Latina y el Caribe. Esto les permite mantener sus altos márgenes de ganancias a costa de la seguridad de la población de América Latina y el Caribe.

RECLAMA A TRAVÉS DE LAS REDES SOCIALES

A través de la página web latinncap.com/exijoautoseguro se pone a disposición de los consumidores datos, comparativas y recursos, como mensajes e infografías, que se pueden compartir (usando el hashtag #ExijoAutoSeguro), así como una batería de tweets que pueden ser enviados a las diferentes compañías exigiéndoles la mejora de los equipos de seguridad en sus autos y solicitando a los gobiernos de México y Colombia normativas más exigentes y su cumplimiento.

Los latinoamericanos deben hacer un esfuerzo económico mucho mayor que los norteamericanos y europeos para comprar vehículos que, además, no cumplen con los equipamientos mínimos de seguridad recomendados.

Por ejemplo, un mexicano debe dedicar casi el 70% de su sueldo anual para poder comprar un Chevrolet Spark, mientras un ciudadano estadounidense tan sólo dedica un 26% por un modelo similar.

Además, el mexicano estaría recibiendo un auto inseguro (calificado en las pruebas de Latin NCAP con 0 estrellas para ocupante adulto) y el estadounidense uno con altos estándares de seguridad (4 estrellas en las pruebas de la NHTSA).

LOS AUTOS SEGUROS NO TIENEN POR QUÉ SER MÁS CAROS

Es un mito difundido por los propios fabricantes que la seguridad de los autos es cara. A las empresas, equipar un vehículo con los elementos mínimos de seguridad recomendados (airbags, cinturones de seguridad, control electrónico de estabilidad) no les cuesta más de 350 dólares (si el vehículo ya cuenta con frenos ABS).

Latin NCAP sostiene que los sistemas de seguridad deberían ofrecerse como equipamiento de serie y no como extras u opcionales por lo que los gobiernos deberían asumir un papel activo en la promoción de estos sistemas, estableciendo y aplicando normativas mucho más estrictas que se ajusten a las recomendaciones de la ONU para que dejen de existir los vehículos cero estrellas y sin control electrónico de estabilidad. El consumidor no debe pagar más por la seguridad de su vehículo, independientemente del país en donde viva.

LOS MEXICANOS, ¿CIUDADANOS DE SEGUNDA?

Muchas de las empresas automovilísticas que hay en México fabrican vehículos seguros para comercializar en países como Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia, Europa y vehículos inseguros que exportan a otros países de ALC o que destinan a consumo interno. Este doble estándar es posible porque la nueva norma oficial mexicana NOM-194-SCFI-2015 de dispositivos de seguridad esenciales, aprobada el mes de mayo de 2016, tiene un retraso de 25 años con respecto a la del resto del mundo.

Esta legislación tan laxa permite que 4 de los 10 autos más vendidos en el país sean inseguros. Uno de ellos es el Nissan Tsuru, un vehículo que en una reciente prueba de choque demostró que en caso de colisión frontal su conductor habría presentado alta probabilidad de sufrir lesiones de riesgo de vida, debido al deficiente equipamiento de seguridad.

Marzo-abril 2017