Olga Sánchez Cordero ha dicho junto con el próximo Secretario de Seguridad Pública Alfonso Durazo, que para lograr la pacificación del país se necesita despenalizar las drogas, específicamente la marihuana y amapola, pegarles en el bolsillo a los delincuentes que se encuentran lucrando con estos negocios ilícitos que tanto hacen daño a la sociedad mexicana, no por el comercio que realizan, sino por las acciones que se llevan a cabo de muerte e inseguridad, será prioridad. Estoy segura de que bien aplicados estos cambios van a poder reducir de manera significativa la violencia. Trabajar de la mano con el gobierno expresando nuestras necesidades y siendo escuchados por su parte, es como lograremos romper paradigmas.

Hoy más que nunca he sentido de cerca la violencia que se vive en México, en esta semana en mi lugar de origen Guaymas Sonora, balacearon a la comandante de la policía, una mujer de unos 50 años, justo cuando llegaba al gimnasio como todos los días, a plena luz del día, en Ciudad Obregón aparecieron dos descuartizados y un hombre calcinado dentro de su vehículo, en Hermosillo, la capital del Estado de Sonora hubo varios balaceados y todo esto producto de una sociedad que cada día va perdiéndose en el mundo donde la vida queda con un valor igual a cero, fomentada por supuesto esta violencia por grupos de poder que se inmiscuyen en la vida diaria del mexicano común que se encuentra sin una fuente de sustento estable, digna o de calidad.

Estas noticias hacen que se genere una psicosis colectiva que se expande por medio de los grupos de WhatsApp que son muy comunes en estos días, donde personas incitan a otras a no salir de sus casas, a emitir toques de queda para que no les vaya a pasar nada, con el fin de evitar quedar en medio de enfrentamientos ya sea entre policías y delincuentes o entre delincuentes, ya no se sabe quiénes son los que provocan dichas balaceras, aunque en mis pensamientos y en el de muchas personas podemos advertir que son producto del narcotráfico y delincuencia organizada que se pelean plazas, para continuar con sus negocios ilícitos, sabemos también hay personas que están dentro de las filas del gobierno que fomentan, toleran o se hacen de la vista gorda en estos casos.

Septiembre-octubre 2018