Desde 2017, febrero es el mes de la salud del hombre. Este año, el ISSSTE lanzó su campaña para hacer conciencia sobre la prevención; con especial énfasis en enfermedades como el cáncer de próstata, diabetes e hipertensión. Asimismo, se busca incentivar la detección oportuna de cáncer de testículo.

José Reyes Baeza Terrazas, director general del ISSSTE, dio a conocer que cada día fallecen 17 hombres como consecuencia del cáncer de próstata; este padecimiento, de detectarse a tiempo, tiene hasta 90% probabilidades de curación.

Bajo el eslogan “hasta los superhéroes se enferman”, se hizo hincapié en la importancia de romper la resistencia al cuidado de la salud y seguimiento médico. En esta campaña también participan otras instancias de la Secretaría de Salud de los 32 estados del país; la idea es sumar fuerzas para promover el cuidado de la salud en los hombres.

Hombres en cifras

INMUJERES, en 2014, dio a conocer que las principales causas de muerte en hombres eran las siguientes:

  • Jóvenes de 15 a 25 años: agresiones (24.6%); accidentes de tráfico (17.2%); lesiones autoinfligidas (8%); enfermedades por VIH (3.3%).
  • Adultos de 30 a 59 años: diabetes mellitus (13.5%); infarto agudo del miocardio (8.8%); enfermedades del hígado (6.8%).
  • Adultos mayores de 60 a más años: infarto agudo al miocardio (15.9%); diabetes mellitus (15.7%); enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (4.8%); neumonía (3.4%).

En 2015, en el informe de la salud de los mexicanos, se dio a conocer que, a pesar de que la esperanza de vida había aumentado; México se mantenía entre los últimos lugares entre los países  de la OCDE en cuanto a indicadores de salud. En los adultos, la diabetes, enfermedades cardiacas y cerebrovasculares, cirrosis y cáncer dominan el panorama de mortalidad.

En el mismo año, había 100.1 millones de hombres en la República Mexicana; de ellos, 23 millones son atendido por el ISSSTE. Según esta institución, de cada 10 consultas, 3.5 son proporcionadas a hombres; de cada 10 urgencias, 3.8 son en varones; y de cada 10 cirugías, sólo 3.6 se dan en hombres. De acuerdo con las autoridades del ISSSTE, estas cifras son consecuencia de una renuencia por parte de los hombres para asistir al médico.

Entre las enfermedades más comunes en los hombres mexicanos encontramos:

Cáncer de testículo

Uno de los principales padecimientos entre hombres de 15 a 40 años. Debido a la falta de una cultura de prevención, el 60% de los pacientes con esta enfermedad llegan en etapas tardías; aunque es uno de los que más altas tasas de curación presenta.

Los síntomas incluyen dolor, inflamación, nódulos en los testículos o en la ingle. Para detectarlo, se utilizan exámenes físicos, de laboratorio y biopsias. La mayoría de los casos son tratables con cirugía, radiación y quimioterapia.

Cáncer de próstata

Este padecimiento usualmente aparece en hombres de más 65 años o con antecedentes de esta enfermedad. Los síntomas son problemas al orinar; dificultad para iniciar o detener la orina; dolor en la parte baja de la espalda; dolor al eyacular. Para detectarlo se recurre al tacto rectal y al análisis de sangre.

Diabetes

La diabetes representa un problema de salud pública a nivel mundial. En nuestro país, es una de las principales causas de muerte. Una mala alimentación, poca actividad física, alto consumo de azúcares; y, en algunos casos, tener antecedentes familiares, pueden ocasionar esta enfermedad.

Hipertensión

En la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016, se registró que 5 de cada 10 hombres padecían hipertensión. Los factores que influyen para padecerla son la cantidad de agua y de sal en el cuerpo; lo niveles hormonales; así como el estado de los riñones, el sistema nervioso o los vasos sanguíneos.

El reto es la prevención

Febrero, el mes de la salud del hombre, concentra los esfuerzos de las instituciones de salud para promover la cultura de la prevención a través de actividades, mensajes en medios de comunicación y pruebas. También se busca generar hábitos más saludables en la alimentación, actividad física; así como atención al alcoholismo y el tabaquismo.

Enero-febrero 2018