Salud-y-Cultura

Las perspectivas de viabilidad de una sociedad están determinadas por su cultura de valores en virtud de que constituye el marco de referencia para orientar y armonizar la convivencia comunitaria.  Y en este contexto, una vertiente muy relevante es el respeto y protección al Patrimonio Artístico y Cultural que materializa su Herencia Histórica, ya que representa su sentido de continuidad a través del tiempo.  Ese Pasado que permite entender el Presente y proyectar el Futuro.

Con el apoyo del Gobierno de la República a través del Instituto Nacional de Antropología e historia (INAH), desde 2015 se ha realizado el programa Guardianes de la Historia en el Museo Nacional de Historia del Castillo de Chapultepec, como un proceso formativo vivencial para preadolescentes, complementario al académico de las aulas, a fin de inculcarles una cultura de valores que eventualmente los convierta en elementos sociales no solo sustantivos, sino proactivos que contribuyan a la construcción, preservación y fortalecimiento del tejido social ante las amenazas de disolución que puedan surgir contra la existencia y/o dinámica comunitaria, en lo que se podría considerar como un virtual “blindaje del futuro”.  El perfil de valores con los que se ha operado este proceso comprende, de manera enunciativa más no limitativa:

Apreciar y proteger el valor del patrimonio artístico y cultural, por su naturaleza de herencia histórica representativa de la continuidad social a través del tiempo.

Asumir y cumplir compromisos con un sentido de responsabilidad y solidaridad social, por sus repercusiones en términos de arraigo, integración y pertenencia comunitaria.

Comprender, colaborar y apoyar el cumplimiento de las disposiciones de autoridad, por su sentido cohesivo y de orden para la preservación del contexto social.

Entender y aprender a tolerar la diversidad de actitudes y caracteres individuales, en ocasiones adversos, en aras de una convivencia armónica en la realidad de un contexto comunitario.

 La perspectiva adoptada para este programa es que un joven al que se le inculquen estos y otros valores hoy, será un adulto que mañana no solo será un problema menos con el cual lidiar, y con ellos al menos una parte de su núcleo familiar y social por un efecto de “polución positiva”, sino que será un coadyuvante para enfrentar e incluso resolver problemas.

IMG_20170520_115002987

LA EXPERIENCIA

Con un grupo de 35 participantes de diversas escuelas privadas, se inició en 2015 un Grupo Piloto que recibió sesiones de capacitación del 16 de Mayo al 13 de Junio, con las temáticas de Conceptos de Patrimonio Histórico, Conservación de Patrimonio Histórico y Conceptos de protección de personas y patrimonio histórico, con el apoyo de la Hist.

 Melissa Lara Flores, Jefa de Servicios Educativos, las maestras Verónica Kuhliger Martínez y Laura García Vedrenne del Área de conservación y la Subdirección de Seguridad del Museo Nacional de Historia.  Y a partir del 20 de Junio y hasta el 8 de Agosto se desarrollaron las actividades de apoyo a la vigilancia en las Salas de Exhibición tanto permanentes como temporales.  Como actividades complementarias, se impartió a los padres de los participantes el programa Aliados Vecinales contra la Inseguridad (AVISA) así como capacitación en Primeros Auxilios a los acompañantes de los participantes.  Finalmente, el sábado 19 de Septiembre los jóvenes participaron en el Simulacro Nacional en el Museo Nacional de Historia.

 En 2016 se integró un grupo menor de participantes, constituido casi totalmente por participantes en el Grupo Piloto, a quienes se les agregaron temas de capacitación sugeridos como retroalimentación del mismo, y que consistió en capacitación de Primeros Auxilios a los participantes, previsiones para el manejo de Personas con Limitaciones de Movilidad (PLM) y Personas con Discapacidad (PCD) en emergencias, así como nociones de 8 idiomas para una interacción con los visitantes extranjeros.  Asimismo, como la mayor innovación del programa, se integraron los Padres de Familia, originalmente acompañantes, a las tareas de apoyo a la vigilancia de las diversas áreas del Museo.  La principal aportación del programa fue la decisión de incorporar las previsiones para el manejo de PLM y PCD en emergencias al personal de seguridad del Museo Nacional de Historia.

IMG-20170610-WA0003

 Con los exitosos resultados obtenidos en 2015 y 2016, se lanzó la generación 2017 con la integración de jóvenes del programa de Niñ@s con Talento del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), así como participantes de diversos centros escolares.  Actualmente el grupo se encuentra en el proceso de capacitación, y se tiene programado el inicio de operaciones el sábado 24 de Junio.  Con esta generación se pretende poner a punto el modelo del programa, a fin de que pueda ser replicado en otros Museos.

LOS RESULTADOS

A lo largo de los procesos de 2015 y 2016 se apreció el desarrollo un sentido de compromiso y responsabilidad de parte de los participantes, así como el aprecio y respeto por el Patrimonio Artístico y Cultural.  Asimismo, se detectó un recibimiento muy favorable de parte de los visitantes hacia el programa, en especial los de origen foráneo, particularmente de extranjeros, quienes les dejaron testimonios de dichos reconocimientos por escrito, que estimularon positivamente a los participantes, y contribuyeron a fortalecer significativamente su desempeño.

 Los testimonios tanto de los participantes como de sus acompañantes, han sido predominantemente, casi unánime, de satisfacción con el programa, y han manifestado su interés en darle alguna forma de continuidad para aprovechar la experiencia adquirida, así como los beneficios formativos que ellos mismos han apreciado en los participantes.

DSC_2636

POSIBILIDADES Y PERSPECTIVAS

Se estima que se han alcanzado los objetivos proyectados para los participantes en el programa, que se extendieron a sus acompañantes, con lo que se puede considerar que se inició el efecto de “polución positiva”, de inicio en el contexto de su núcleo familiar, así como a su núcleo social de amistades.

Por ello, por instrucciones de la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones del INAH se ha proyectado el establecimiento de este programa de manera permanente a todos los Museos dependientes del Instituto, como un vector de difusión de la cultura y de promoción de valores que contribuyan a fortalecer las bases del tejido social, con repercusiones en las perspectivas de gobernabilidad hacia el futuro.  Sembrar en la infancia y juventud de hoy, para cosechar en los adultos de mañana y así contribuir a la construcción del México que queremos.

En el PRESENTE, el FUTURO de México cuida de su PASADO.

Por David Chong Chong. Secretario General para México de la Corporación Euro Americana de Seguridad, CEAS México, dchong@ceasmexico.org.mx

Julio-agosto 2017