Nota-InfraestructuraPor Luis Miguel González

Hay interés serio de los inversionistas mundiales por participar en proyectos de infraestructura en México, dice Chris Heathcote, CEO del Centro de Infraestructura Global del G20 (GI Hub). “En México ven voluntad política, ganas de entender lo que el sector privado necesita y, sobre todo, ven avances en cuestiones clave, como son la transparencia, la facilidad para hacer negocios y las condiciones para participar en concursos públicos”.

En los últimos cinco años, México ha mejorado su competitividad en materia de infraestructura, a un ritmo de 2% anual, de acuerdo con la evaluación que hace el InfraCompass del GI Hub. “En cuestiones como transparencia, está por encima del promedio de los países desarrollados”, dice Heathcote, quien destaca los convenios de México con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para mejorar las licitaciones, en donde se implementaron directrices para combatir la colusión entre empresas participantes.

Chris Heathcote está en México para participar en un seminario de dos días dedicado a la infraestructura, que se celebra en el salón de la Tesorería del Palacio Nacional. En ese contexto, el GI Hub está dando a conocer el InfraCompass, una herramienta que sirve para situar a 49 países en relación con mejores prácticas en materia de infraestructura. México sale bien evaluado en calidad de infraestructura, “está a la cabeza en esta región”, según el CEO del GI Hub. Las calificaciones de México dejan mucho que desear en combate a la corrupción, 0.7 en una escala donde -2.5 es lo peor y 2.5 aplica para los mejores. En Rule of Law, que se puede traducir como Estado de Derecho, la calificación es -0.5.

“Veo a México como un país que se esmera en serio por mejorar su capacidad de atraer inversiones”, dice Heathcote, “hemos visto avances significativos en materia de asociaciones público-privadas (APP). Hay un aprendizaje y un diálogo productivo con el sector privado”. De acuerdo con datos del InfraCompass, en el 2011 México tuvo nueve operaciones de APP por un total de 3,000 millones de dólares. Desde el 2012, el promedio son 19.4 operaciones anuales, por un monto de 14,100 millones de dólares, cada año.

En los próximos 10 años, una de las mayores áreas de oportunidad para México, en materia de infraestructura, se encuentra en el ámbito urbano, dice el experto: “El reto es encontrar los proyectos de infraestructura que más sirvan para hacer más eficientes las ciudades (…) Hay mucho que hacer para mejorar la movilidad. Si puedes hacer que el movimiento en las ciudades sea más rápido, podrías tener un enorme impacto en la productividad. Generar un círculo virtuoso, donde puedes atraer más negocios y generar más riqueza”.

Otro desafío para México es el desarrollo de infraestructura binacional, explica Heathcote, “en estos momentos es complicado hablar de este tema, pero es claro que la relación de México con Estados Unidos requiere proyectos binacionales (aduanas, por ejemplo)”. Más allá de las dificultades adicionales que supone la administración Trump, los proyectos binacionales son complicados, “es todo un reto el medir los beneficios, repartir los costos y desarrollar los mismos estándares con diferentes proveedores que trabajarán en diferentes entornos”.

Heathcote es británico y reside en Australia desde el 2015. Desde Sidney encabeza la iniciativa del G20 para detonar el crecimiento y la generación de empleos, a través del impulso de proyectos de infraestructura. De forma sintética, explica por qué ésta es una de las mejores inversiones: “Si seleccionas bien el proyecto y lo ejecutas bien, produces un círculo virtuoso”, dice este experto, con amplia experiencia en los sectores público y privado. La forma en que la infraestructura produce riqueza es, en cierto sentido, lógica, afirma el británico. “En primer lugar generas empleo e incorporas tecnología. Más importante aún, si elegiste el proyecto correcto, estás en condiciones de mejorar la productividad de la economía en su conjunto, literalmente, de poner al país en otro nivel. Estamos hablando de producir más riqueza y más oportunidades”.

Mayo-junio 2017