Invertir en ciberseguridad debe ser fundamental para las instituciones con el fin de preservar la estabilidad financiera, informó el Banco de México (Banxico).

Esto, debido a que la severidad, el potencial, la sofisticación y la frecuencia de los ataques cibernéticos se han incrementado en los últimos años, destacó el banco central en un apartado de su Informe Trimestral de Inflación.

Banxico destacó que la inversión por parte de las instituciones financieras para mantener segura la información se ha vuelto una precondición para garantizar la preservación de la estabilidad financiera.

“Las medidas que puedan tomarse en materia de seguridad de la información no sólo reducen el riesgo que enfrentan las instituciones que las implementan, sino el que enfrentan sus contrapartes y sus clientes”, señaló el organismo autónomo.

Desde su perspectiva, los beneficios de invertir en ciberseguridad para el sistema financiero, rebasan los beneficios de las instituciones que lo realizan, pues un ataque cibernético que afecte el desempeño de las infraestructuras financieras puede comprometer el buen funcionamiento de los sistemas de pagos o propagarse a través de todo el sistema financiero.

Banxico recordó los ataques a la plataforma de pagos SPEI de abril y mayo y reiteró que la combinación de sofisticación tecnológica y la logística usada para perpetrar el ataque no tienen precedente en México.

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, señalo que en dicho ataque participaron numerosos cuentahabientes a lo largo del país que, al recibir recursos en sus cuentas, efectuaron retiros en efectivo en ventanilla que rondaron entre los 30 mil y los 500 mil pesos, generando pérdidas totales de aproximadamente 300 millones de pesos.

Mayo-junio 2018