Los próximos competidores de la banca serás las empresas como Amazon, Facebook o Tencent y no los servicios tecnofinancieros, según un informe de Citi

Una década después de la gran crisis financiera, la banca mundial lucha contra la velocidad y la innovación de nuevos jugadores que han aparecido y que han visto una oportunidad de mercado. Hace varios años que el sector tiene ‘puesto el ojo’ en las fintechs, pero son las grandes tecnológicas las que pueden crear un competencia real, según explica Citien un informe sobre disrupción digital en las finanzas.

De hecho, los bancos podrían perder entre un tercio y la mitad de todos los volúmenes de pagos por culpa de compañías como WeChato Whatsapp.

La empresa de mensajería instantánea comprada por Facebook ya ha comenzado a testear diferentes modelos de pago en India con más de un millón de usuarios y WeChat, el Whatsapp chino, ya permite pagar en multitud de establecimientos, incluso en España.

En concreto, el informe estima que para 2025, el 50% de los pagos en China se realizarán a través de otros canales alternativos a la banca tradicional. En el caso de Europa y Estados Unidos esta cifra se reduce al 34%. Citi explica que cuando usa el término pago se refiere a todos aquellos relacionados con las Wallet, pagos P2P (como Bizum), operaciones cuenta a cuenta e intercambio digital de divisas.

El rival del ayer

La entidad americana considera que las fintech no son competidores, sino proveedores de servicios. Su argumento se basa en que estas nuevas compañías no son capaces de obtener una escala lo suficientemente grande como para hacer sombra a las entidades tradicionales. Además, asegura que los bancos pueden comprar innovación más rápido de lo que las fintechs pueden conseguir nuevos clientes.

Las fintechs son más amigas que enemigas

No obstante, en donde sí ven un competidor importante es en las ‘bigtech’, empresas como Amazon, Facebook o Tencent. Contra estos jugadores la ecuación cambia. Ya tienen una escala importante y una base de clientes, que en ocasiones es mayor que la de algunos bancos.

Así, estas compañías han aprendido a captar la atención de los consumidores y su confianza. A pesar de ello, estás empresas ven esta diversificación de su negocio como una herramienta y no como un fin. Buscan con ello fidelizar más al cliente y monetizan a través de otros negocios como en el caso de Amazon, que sus mayores beneficios vienen de la nube, Amazon Web Services.

Marzo-abril 2018