La ciberseguridad forma parte de cada vez más conversaciones de los Consejos de Administración de las compañías. Grandes y pequeñas. Tanto es así que según un informe de S2 grupo es un factor clave y diferencial a la hora de tomar decisiones. Los dirigentes quieren transmitir confianza a clientes y socios a través de una estructura organizativa que garantice la gestión de riesgos y respuesta ante incidentes, cumplimiento, privacidad, concienciación y formación, plan de ciberseguridad y responsabilidad corporativa. “Debemos tener en cuenta que si la digitalización de la economía ha supuesto la multiplicación de oportunidades en los negocios, también ha conllevado un incremento de los riesgos”, ha señalado Miguel A. Juan, socio director de S2 Grupo.  “Problemas relacionados con la seguridad de la información y la amenaza de ataques pueden poner en peligro la integridad de las entidades de cualquier índole”.

Asimismo, la firma prevé que la preocupación por estos temas aumenten cada año, al mismo tiempo que la evolución digital, y esto es más probable que se refleje en las memorias anuales de las compañías porque serán los propios inversores los que solicitarán mayor transparencia e información en relación a este ámbito para evaluar las garantías. Sin embargo, asegura el directivo, todavía se echa un pco de menos que las compañías hagan referencia a los ciberincidentes en sus memorias, “pero estas convencidos de que esto en un futuro cercano irá cambiando por diferentes motivos como pueden ser la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos o las obligaciones de notificación que impone la Directiva NIS”.

Septiembre-octubre 2018