Nota-CiberseguridadPor Julio Sánchez Onofre

El camino para el desarrollo de los vehículos sin conductor converge con el de las cosas conectadas a la red. El escenario incluye miles de sensores de velocidad en las autopistas y en las calles de las ciudades, los sistemas de semáforos y señalizaciones de tráfico, así como de las condiciones ambientales se comunicarán con los automóviles. Y Cisco cree que esta industria será esencial para la ciberseguridad en el mundo del internet de las cosas.

La firma ya ha implementado en algunas ciudades de Austria y Estados Unidos algunos sistemas para brindar información a los vehículos, con la promesa de sentar las bases para el futuro de los vehículos automatizados.

“En los casos de uso de Internet de las cosas, en el primer escenario que hemos comenzado es en el de los vehículos conectados”, dijo Macario Namie, director de la Estrategia de Internet de las Cosas en Cisco, durante el encuentro Cisco Live 2017. “Tan sólo en Estads Unidos, GM, Volvo, BMW, Mercedez, Audi todos tienen vehículos conectados a Internet y las mismas vulnerabilidades que otros dispositivos de cómputo. Y queremos llevarles seguridad a ellos como lo hacemos a las empresas”.

Con la propuesta de redes intuitivas, dotadas de inteligencia artificial y de detección de malware en el tráfico encriptado, Cisco busca combatir las amenazas que apuntan al mundo hiperconectado. De hecho TK Keanini, Ingeniero Líder en Cisco, aseguró que 70% de los ataques utilizarán tráfico encriptado en el 2019.

“Es un mundo que da miedo. La forma en que lo queremos manejar es que esto va a ser un ejercicio diario para los próximos años. Los chicos malos van a estar siempre actualizados y Cisco está haciendo esta actualizando las bases de datos las 24 horas del día. Nuestro trabajo es detener eso de que llegue a los vehículos.Y el primer punto de detección es la red y debemos detenerlo ahí”, dijo Namie.

La ciberseguridad se ha convertido en un punto recurrente en las visiones sobre el futuro del mundo conectado. Y es que es innegable que el interés de los atacantes por los dispositivos conectados a la red va en aumento.

De acuerdo con Kaspersky Lab, tan sólo en el 2017, las muestras software malicioso dirigido a este tipo de objetos superó las 7,000, más de la mitad surgidas en este mismo 2017.

Los ataques del ransomware WannCry de abril, o la reciente oleada de ataques de este martes reportados inicialmente como una variante de Petya, evidencian la vulnerabilidad que enfrentan los sistemas actuales. Las alertas crecen aún más al pensar en fallos o ataques a dispositivo conectados que si fallan o si son captados por criminales, pueden generar tragedias humanas.

Lo cierto es que la automatización no sólo llegará a los vehículos conectados pues en el proceso están también los sectores de manufactura y demás servicios. Y en medio están riesgos de seguridad y de privacidad tanto en la infraestructura interna como en la nube.

Un estudio de Cisco indica que el 60% de las iniciativas de internet de las cosas se detienen en la etapa de prueba de concepto, lo que evidencia que las empresas lidian con desafíos como la administración de los dispositivos en las redes, la flexibilidad y seguridad.

La oportunidad radica en tener una mayor visualización de la información de los objetos conectados a la red para mejorar la eficiencia y productividad de los negocios, hasta la calidad de vida de las ciudades. Bryan Tantzen, director senior de Industria Conectada y Manufactura de Cisco, dice que esto será clave en el futuro, aunque las oportunidades ya están siendo aprovechadas desde hoy.

“Más datos revelan más detalles para manejar el negocio. Las compañías de manufactura están llevando las tecnologías de la Información al internet de las Cosas, y no sólo es la automatización sino hacer de los sistemas automáticos más inteligentes”, dijo Bryan Tantzen, director senior de Industria Conectada y Manufactura de Cisco.

Mayo-junio 2017