Seguridad-VehicularLa gigante japonesa Mazda se unirá formalmente al negocio de los vehículos eléctricos a partir de 2019, según indicó ella misma durante la presentación de su visión Zoom-Zoom Sostenible 2030. No obstante, la compañía dejó claro que llevará estos vehículos inicialmente solo a regiones con porcentajes elevados de generación de energías limpias o a los que impongan limitaciones de vehículos de combustible.

 Con este proyecto, la firma epsera reducir las emisiones de dióxido de carbono de las que es responsable directa en casi la mitad en relación a los niveles de 2010 para 2030 y del 90%, nada menos, para 2050.

Pero la empresa aprovechó también para dejar claro que eso no quiere decir que abandonará del todo los motores tradicionales. “Se dará continuidad a los esfuerzos para perfeccionar el motor de combustión, porque seguirá presente en la mayoría de los coches del mundo en los años venideros y, por ello, es el que tiene más potencial para reducir las emisiones de dióxido de carbono”, señaló Mazda.

Así las cosas, para el 2019 lanzará dos innovaciones que reducen el consumo de combustible de los autos tradicionales. La primera de ellas es el motor Skyactiv-X, el cual presentó como el primer motor de gasolina con encendido por compresión, y la segunda es el método de combustión de desarollo propio llamado Spark Controlled Compression Ignition, el cual potencia la zona en la que es posible encenderlo por compresión y facilitar una transición fluida entre el encendido por compresión y el encendido por chispa, explica Forbes.

A fin de abonar a la seguridad vehicular y eliminar en lo que se pueda los accidentes de tránsito, Mazda empezará, a partir de 2020, pruebas de tecnología de conducción autónoma, las cuales están a día de hoy en desarrollo. Para 2025, la empresa espera equipar todos sus coches con este sistema.

Finalmente, apuntó que incrementará la implantación de su tecnología de seguridad i-Activsense, la cual ayuda a los conductores a reconocer y evaluar potenciales peligros, explica el mismo medio. “En Japón, estas tecnologías ya se están incorporando al equipamiento de serie y se irán normalizando gradualmente en otros mercados a partir de 2018”, cierra la visión de la firma.

Julio-agosto 2017