Rafael Garayoa y un grupo de jóvenes egresados de ingeniería construyen biciclos con una empresa de base tecnológica y están por lanzarlos al mercado ◗ El proyecto se incuba en el IPN

Un grupo de jóvenes mexicanos, egresados de diferentes ingenierías, carreras de negocios, y que trabajan dentro de la Unidad de Desarrollo Tecnológico TechnoPoli, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), desarrolló tecnología mexicana para construir bicicletas eléctricas y aumentar cuatro veces la distancia que recorre un ciclista, con el mismo esfuerzo que invierte en una bicicleta mecánica.

El vehículo que fabricaron en México, y que comenzarán a vender con la marca Vectro Bikes,  aprovecha la energía eléctrica de la batería de litio para reducir el esfuerzo de los usuarios, a través de un motor eléctrico y así aumentar el desplazamiento con una considerable velocidad constante. De esta manera, la misma fuerza y tiempo que se requiere para recorrer 8 kilómetros con una bicicleta tradicional serviría para recorrer hasta 32 kilómetros con una de las bicicletas fabricadas por  la empresa creada por estos jóvenes, llamada Imaatech.

La empresa de base tecnológica fue fundada por Rafael Garayoa, quien egresó de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas (UPIITA), del Politécnico Nacional. Tras concluir su carrera, Garayoa viajó a Holanda donde aprendió innovaciones en movilidad y se propuso fundar una empresa de sistemas enfocados en bicicletas eléctricas en México.

“Nosotros desarrollamos una tecnología de monitoreo de la batería, el inversor de potencia y la técnica de control del motor que es lo que convierte la corriente directa en corriente alterna para alimentar la bicicleta, todo esto, es tecnología propia”, indicó Rafael Garayoa.

Al mismo esfuerzo se unieron posteriormente otros egresados de ingeniería: Julio Hernández y Abraham Torres. Actualmente ya trabajan juntos 18 jóvenes ingenieros y expertos en negocios. En total, directa e indirectamente, la empresa da trabajo a 35 personas.

“Originalmente comenzamos a desarrollar un tren de potencia para bicicletas eléctricas, nuestra idea original era trabajar con fabricantes de bicicletas y eventualmente tomamos la decisión de lanzar nuestra propia marca de bicicletas”, explicó Rafael Garayoa, quien fundó Imaatech nutriéndose de la experiencia y modelo de trabajo de la empresa holandesa ProDrive Technologies, que conoció durante su estancia en Europa.

ACADEMIA Y EMPRESA. Al regresar al país, Garayoa entabló contacto con la institución en la que estudió y comenzó a trabajar en TechnoPoli, que es la Unidad del Politécnico que tiene como objetivo generar y ayudar a consolidar empresas de alto impacto, que tengan como base el conocimiento. Actualmente, trabajan en Imaatech egresados de instituciones como el IPN, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Unitec, entre otras.

“Al principio pensamos en realizar todo el proceso de armado de la bicicleta en México, trabajando con diferentes fabricantes, pero ahora hemos decidido trabajar con bicicletas ya armadas que importamos, colocarles nuestra tecnología electrónica de alta calidad y enfocarnos en nuestra especialidad que es la innovación tecnológica”, explicó Abraham Torres, gerente de ingeniería de Imaatech.

Cada uno de los pasos e innovaciones ha sido acompañado de trámites para solicitar protección a sus propiedades intelectuales e industriales. Así crearon y registraron la empresa Imaatech, en 2015, luego la marca Vectro Bikes, en el año 2016, y del mismo modo tienen procesos en marcha para protección de sus sistemas de electrónica, control de motor y baterías.

Las baterías de estas bicicletas se cargan entre 4 y 5 horas y permiten recorrer hasta 70 kilómetros de distancia.

La característica que tiene esta tecnología es que el motor es muy silencioso y también la eficiencia en la conversión de la energía es muy alta, por ende puede dar mayor kilometraje que otras bicicletas con el menor tamaño de batería.

“El Politécnico funge como un aliado estratégico, ya que la labor principal que han hecho con nosotros es potenciar nuestra actividad y potenciar nuestra consolidación y nuestra salida al mercado”, concluyó  Rafael Garayoa.

Marzo-abril 2018