El pasado 26 de febrero, durante la presentación de la nueva Comisión de Responsabilidad Social Empresarial de la Coparmex en la Ciudad de México, el Lic. Armando Zúñiga Salinas, CEO de Grupo IPS de México y coordinador de Cultura Empresarial de la Coparmex, compartió con los asistentes algo de su amplia experiencia, de casi 10 años, en el ámbito de Responsabilidad Social.

“En Grupo IPS de México, dijo Armando Zúñiga, somos una empresa de seguridad, con poco más de veinte años de trayectoria, tenemos presencia a nivel nacional, sobre todo con la parte de oficiales de seguridad, que nosotros hemos llamamos “técnicos en seguridad patrimonial”, cambiando el término de “guardia” que a veces es un poco despectivo. Tenemos presencia en todas las principales ciudades del país y somos casi 6 mil colaboradores los que trabajamos en IPS”.

“Hace aproximadamente 10 años empecé a ver, junto a las marcas de algunos de nuestros clientes, las siglas ESR. Y pregunté qué significaba eso. Un cliente de Querétaro muy amablemente me explicó que era una tendencia mundial de las empresas por buscar mejores prácticas en muchos de los ámbitos. Así me empecé a documentar sobre el pacto mundial, una iniciativa en la que se decía lo que las empresas podemos hacer para mejorar el mundo. Y me pareció un gran reto”.

“Hoy, continuó Zúñiga, estoy convencido que la Responsabilidad Social es una forma sustentable de hacer negocios. Ya quedó atrás el tiempo en que las empresas únicamente se fundaban para generar beneficios, riqueza o generar empleos. Hoy las empresas debemos interactuar con diferentes grupos de interés, hacia el interior de la empresa con nuestros colaboradores y accionistas, y hacia el exterior con la sociedad y el gobierno. El reto de las empresas es que su actividad económica genere valor a todos los grupos de interés con los que actúa, ahí es cuando una empresa comienza a ser Socialmente Responsable”.

“Nos han preguntado cómo es que una empresa de seguridad está en la Responsabilidad Social, y es que muchos siguen pensando que la responsabilidad social es filantropía, medio ambiente, o es únicamente ética. Lo asocian solamente a un ámbito, pero en realidad todo es integral”.

“En Grupo IPS de México decidimos adherirnos a la Responsabilidad Social precisamente porque para nosotros, en nuestra cultura y filosofía, la Responsabilidad Social va de la mano con lo que hacemos. Hemos logrado desarrollar una cultura de Responsabilidad Social dentro de nuestra empresa la cual va enfocada a la gente, y que plasmamos en nuestra misión, -hacer feliz a nuestra gente-, así de simple. Nuestro colaborador es lo más importante y tenemos que motivarlo, tenemos que reconocer sus logros.  Al día de hoy tenemos casi 20 programas de reconocimiento y motivación”.

Sobre los beneficios que su empresa ha obtenido, Armando Zúñiga comentó: “Yo creo que han sido bastantes, uno es el fortalecimiento de la cultura ESR que hablamos, y que incluso nos ha llevado a certificarnos en Great Place to Work, que certifica a las mejores empresas para trabajar. Nosotros somos la única empresa de seguridad que lo ha logrado, y es una de nuestras principales ventajas competitivas. Otro de los beneficios es el hacer negocios de forma sustentable, es decir, dentro de la cadena de valor de las empresas”.

“Entre nuestros clientes están los cuatro principales bancos de México y buena parte de la industria automotriz, todos ellos le dan gran peso a la parte de Responsabilidad Social. Y aquí es donde nos hemos dado cuenta de que todo lo que le hemos invertido tiene un excelente retorno”.

“Otra parte donde hemos tenido ese retorno de inversión es en la rotación. Como ya lo hemos dicho, para nosotros, la rotación es el principal problema porque nos afecta financieramente. Sólo en rotación, en estos ocho años que llevamos trabajando con Responsabilidad Social, hemos logrado disminuir casi 70% de la rotación que traíamos antes de iniciar el proceso. Esto obviamente nos beneficia tanto en imagen como financieramente. Los programas de Responsabilidad Social nos ayudan a tener una identidad propia”.

“Finalmente, concluyó Armando Zúñiga, quisiera invitar a todos nuestros colegas de Coparmex a unirse a esta Comisión de Responsabilidad Social Empresarial. Hay mucho por hacer todavía, contaremos con diversos beneficios para los empresarios, sociedad, y el país en general. Esa es nuestra esencia de trabajo en la Coparmex”.

La nueva Comisión de Responsabilidad Social Empresarial estará dirigida por Connie Ortega Domínguez.

Marzo-abril 2018